09/29/2016

Expedición en los Pastizales del Desierto de Chihuahua

fotografía: Tony Eprile

fotografía: Tony Eprile

[ English | Español ]

Por: Judith D. Schwartz | Fecha: 19 de agosto de 2015
Traducción por: Equipo Regeneration International

Un paseo por los pastizales del Desierto de Chihuahua, México, ofrece vistas amplias, casi infinitas- y en el resto del terreno vistas de paisajes. Al pasar los ejidos, tierras comunales que fueron otorgadas a la población como parte de la reforma agraria después de la Revolución Mexicana, se aprecian tierras con arbustos y vegetación anual y ocasionalmente una vaca flaca, apenas con vida.  Luego están los largos trayectos de tierra color café, desnuda, en los cuales los agricultores menonitas aplican agricultura intensiva.

fotografía: Tony Eprile

fotografía: Tony Eprile

Mi guía, el ranchero Alejandro Carrillo, ha visto este paisaje degradarse en tiempo real. “Cuando yo crecí esta era la mejor tierra de la zona, con pastos grama hasta ese alambre” me dice, apuntando a un espacio con hierbas cafés cercado con alambre a la altura de la cintura y con la presencia de algunos arbustos, muy distinto de las pasturas frondosas que él recuerda.

Las consecuencias del deterioro del suelo en el estado más grande de México han sido devastadoras para las comunidades locales así como para la vida silvestre – en particular para las aves migratorias de pastizales que hibernan en la región y cuyas poblaciones ha disminuido de una manera impresionante, entre algunas especies hasta en un 80 por ciento. Y aun así, el rancho de Carrillo, Las Damas, es un oasis para la vida de las aves.

Carrillo ha manejado el rancho de manera holística desde el 2006 .Después de una exitosa carrera en IT, ahora trabaja con grupos de conservación de aves para crear hábitat para las especies en peligro. Junto con otros rancheros que practican Pastoreo Holístico Planeado han establecido investigaciones y colaboraciones con organizaciones como el Observatorio de Aves Rocky Mountain, el Conservatorio de Aves de América y Pronatura (mexicano).

Una parte central de sus esfuerzos es el manejo de ganado para regenerar el suelo y asegurar que el agua de las lluvias se quede en él en lugar de evaporarse o escurrir, ayudando de esa forma al crecimiento de los pastos. “Estamos viendo al suelo recuperarse de forma que hay bastante pasto para el ganado, nuestro ganado está sano, y podemos meternos al mercado creciente de carne de ganado de pastoreo,”, comenta Carrillo.  “Otros, incluyendo a nuestros vecinos, se quejan de que no hay suficiente lluvia. Pero los que manejamos el suelo holísticamente de alguna manera parecemos tener suficiente lluvia.”

desierto-de-chihuahua-2

En la foto, Alejandro Carrillo, por: Tony Eprile

Carrillo me muestra zonas en donde el suelo antes desierto ahora se cubre de pasturas perenes, y destaca la infinidad de criaturas que viven en él: liebres, codornices, sapos con cuernos y tortugas del desierto, y dentro de la tierra, lombrices y escarabajos peloteros. “Cada organismo viviente en nuestra tierra es importante. Entre más, mejor,” comenta.

“Hemos decidido ayudar a proteger a las aves migratorias ya que son un buen indicador de la salud de nuestros pastizales. Los pastos diversos, de raíces profundas no son únicamente buenos para la salud de los animales – también mejoran los ciclos del agua, lo que significa resistencia a las inundaciones y la sequía así como protección contra la erosión del suelo. Los pájaros también son polinizadores, y ciertas plantas dependen de los pájaros para transportar o abrir sus semillas con sus picos. Todo está conectado y trabaja en conjunto. Si escuchamos y observamos, la naturaleza nos enseña la mejor manera de manejar nuestro suelo.”

Para saber más sobre el Savory Hub en Chihuahua, México y leer el relato completo de la visita de Judith D. Schwartz.

LEE MÁS ARTÍCULOS EN ESPAÑOL

Comments are closed.