Regeneration International, liga filipina de municipios ciudades y provincias orgánicas firman el pacto “Regeneración Filipinas”

BISLIG, PHILIPPINES – Los habitantes de Filipinas saben de primera mano de qué se trata la crisis climática mundial. En 2013, el súper tifón Haiyan, el segundo ciclón tropical más fuerte que golpeó el hemisferio oriental, azotó a la nación insular con vientos de 315 km/hora, dejando 6.300 muertos.

Fue un evento devastador. Pero la nación de islas está luchando.

Inspirados por el alto nivel de autonomía local del país, 200 municipios en Filipinas han dado un extraordinario paso para firmar un acuerdo entre ellos y con Regeneration International (RI) para crear nuevas políticas que reconozcan la salud del suelo como una herramienta poderosa para abordar la crisis climática y recompensar a los agricultores por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y capturarlos en su suelo.

Con una meta de implementación a 2022, el acuerdo pretende cubrir 1.2 millones de hectáreas de tierra, casi 3 millones de acres. Como representante de RI, he tenido la suerte de participar en este esfuerzo sin precedentes casi desde el principio.

Los planes para este proyecto culminaron el 14 de junio, en la 11ª Asamblea General de la Liga Filipina de Municipios, Ciudades y Provincias Orgánicas (LOAMCP), donde hice una presentación sobre mitigación del clima de la agricultura y firmé un Memorando de Entendimiento entre LOAMCP y RI, denominado Memorándum “Regeneración Filipinas (RP)”.

Esta historia realmente comenzó en 2017: estando en Londres recibí una llamada de un contacto comercial en Filipinas que estaba trabajando con LOAMCP (en ese momento era LOAMC). Él dijo: “Oliver, creo que tengo algo de interés periodístico para ti”. Luego me pasó a un contacto que me preguntó si podía ayudar a en la cobertura de prensa sobre un evento que estaba ocurriendo durante la feria AGRILINK 2017, una de las mayores ferias agrícolas de Asia.

Asumí que esta persona me iba a asignar a la sección de alimentación industrial de pollos, así que sin mucha esperanza le pregunté: “Bien, genial, ¿a quién representas y cuál es el evento?”

“Mi nombre es Patrick Belisario de la Asociación de Productores y Comercio Orgánico de Filipinas”, dijo. “Trabajamos con un grupo de 200 alcaldes que van a firmar un acuerdo para implementar nuevas leyes en sus distritos electorales que prohibirían el uso de agroquímicos tóxicos y organismos genéticamente modificados (OGM)”.

Me detuve un segundo y dije: “¿En serio? ¿Cómo funcionaría eso?

Luego explicó que los gobiernos locales en Filipinas podían escribir sus propias leyes sin pasar por el gobierno central (un poco como en los Estados Unidos, pero muy diferente de otros países asiáticos).

Y así fue, resultó ser una información interesante y exclusiva.

Tres meses después volé al evento para cubrir la ceremonia de firma, que tuvo lugar en la casa de uno de los senadores más influyentes de Filipinas, la senadora Cynthia Villar.

Fue allí donde me reuní con el Excmo. Rommel C. Arnado, alcalde de la ciudad de Kauswagan Lanao Del Norte en la isla de Mindanao y presidente de la Liga de Municipios y Ciudades Orgánicas (que desde entonces se ha expandido a las Provincias). Durante una entrevista con el alcalde Arnado, fue evidente que la decisión política no era una farsa. El uso de agroquímicos tóxicos y OMG no está permitido, me dijo, y tenemos sanciones vigentes que podrían conducir a la prisión de aquellos que violen las leyes.

La comunidad del alcalde Arnado sufrió durante décadas el flagelo de conflictos armados, lo que lo llevó a implementar un programa de resolución de conflictos e inserción, “From Arms To Farms” (De las Manos a las Granjas), que llevó a los combatientes rebeldes cristianos e islámicos a entregar una parte de su arsenal a cambio de educación sobre alimentación y agricultura orgánica al alcance de todos.

Desde entonces, el alcalde Arnado se ha convertido en un líder mundial en el movimiento orgánico y no vacila en poner en práctica una acción radical para el mayor beneficio de la salud y la riqueza de sus ciudadanos.

Nuestra cobertura del evento fue un éxito: produjimos un video de tres minutos que llegó a más de 1 millón de personas en todo el mundo.

En 2019, regresé a Filipinas para visitar el programa Arms To Farms y producir  “Trails of Regeneration”, una serie continua de RI producida en colaboración con Kiss the Ground.

Durante mi viaje, me reuní con el Director Ejecutivo, agrónomo y agricultor de LAOMCP, Victoriano Tagupa, a quien conocí en 2018 a través de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM) Asia en una cumbre de los gobiernos locales asiáticos para la agricultura orgánica.

Victoriano, apodado Vic 1.0, ya que hay otros dos Vics en su familia, es un verdadero defensor del suelo. En su granja en la isla filipina de Mindanao, Tagupa combina la biodinámica y la agricultura natural dentro de un sistema totalmente integrado que utiliza semillas autóctonas, cultivos de cobertura y manejo holístico del ganado. En una entrevista, Tagupa dijo que LOAMCP tenía un plan para convertir 1.2 millones de hectáreas de tierra en producción completamente orgánica para 2022. Tagupa discutió la importancia que esto tendría en la mitigación y la adaptación al cambio climático, y sobre las posibles necesidades y oportunidades para implementar nuevas políticas para capacitar y recompensar a los agricultores.

Un mes después, Tagupa y yo nos volvimos a encontrar, pero esta vez fue en Japón, junto con Andre Leu, director internacional de RI, para “La agricultura es la solución al cambio climático”, un evento organizado por el Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Japón y la Iniciativa 4 por 1000. Antes del evento, Tagupa, Leu y yo trabajamos juntos en una presentación conjunta para promover los sistemas de intensificación del arroz.

En ese evento, identificamos rápidamente cómo LOAMCP podría ser fundamental para contribuir a las nuevas políticas sobre la mitigación del clima de la agricultura y podría ayudar a inspirar a la comunidad internacional a través de la Iniciativa 4 por 1000.

Las cosas progresaron aún más cuando LOAMCP invitó a RI a hacer una presentación en la próxima Asamblea General de LOAMCP, y Tagupa y yo sugerimos que firmáramos un MDE (memorando de entendimiento) que contendría todos los elementos que habíamos estado debatiendo. Entonces, tomé mi computadora portátil y redacté el Memorando “Regeneración de Filipinas”, que luego se envió a la junta directiva de RI, donde recibió una rápida aprobación.

Luego volé a Bislig City para la Asamblea General de LOAMCP y me reuní con los oficiales de LOAMCP antes del día del evento para presentarles el Memorando “Regeneration Philippines” recién acuñado. El contenido del memorando fue adoptado por toda la asamblea. Muchos miembros de LOAMCP apoyaron que LOAMCP fuera más allá de proteger a la comunidad de los agroquímicos peligrosos y enfrentarse directamente a los peligros del cambio climático.

En la Asamblea General pude señalar los problemas urgentes que enfrentamos con la crisis climática, su amenaza para la civilización humana y la necesidad de actuar rápidamente. Luego mostré cómo al usar la agricultura regenerativa para volver a activar el microbioma del suelo, podemos convertir las granjas convencionales en sumideros de carbono. También hablé de la gran esperanza que los agricultores representan para mitigar el cambio climático a través de la salud del suelo. Además presenté la Iniciativa 4 por 1000 —su propósito, sus antecedentes y la participación de RI—, seguida por el video 4p1000 “Farmers for Climate” (Agricultores para el Clima), y un reporte de nuestro reciente viaje LOAMCP RI a Japón con 4p1000.

Hablé del gran potencial que LOAMCP podría tener para ayudar a dar forma a las nuevas políticas sobre la mitigación del clima de la agricultura mediante el uso del marco 4p1000, y luego los oficiales de LOAMCP y yo presentamos el MDE. Leí en voz alta y pregunté a la audiencia si alguien tenía alguna objeción, comentario o sugerencia. Al no haber objeciones de la audiencia, lanzamos la ceremonia de firma con el presidente de LOAMCP, el alcalde Rommel Arnado.

LOAMCP se ha convertido en una organización poderosa en Filipinas, y este año se ha expandido de las ciudades y municipios de la isla a sus provincias. LOAMCP es una organización importante que reúne a legisladores para proteger la salud humana y el medio ambiente de la avaricia corporativa en el sector agrícola.

Hay una ley de agricultura orgánica en Filipinas que requiere que el 5 por ciento de todas las tierras de cultivo del país sean orgánicas, y muchos en LOAMCP están luchando para llevar esa cifra al 100 por ciento. En un movimiento muy alentador, el Departamento del Interior para Gobiernos Locales (DILG) ha pedido oficialmente a cada municipio de Filipinas que se convierta en miembro de LOAMCP.

Este desarrollo es particularmente interesante, ya que se produjo solo unas semanas después de que el gobierno filipino anunciara subsidios de 614 millones de dólares americanos para fertilizantes sintéticos y pesticidas originarios de Qatar, y el alcalde Librado Navarro de Bislig City abrió su discurso ante la 11ª Asamblea General de LOAMP al declarar que bajo su mandato, Bislig nunca aceptará estos subsidios. Los comentarios de Navarro fueron bien recibidos con un alboroto de vítores y aplausos de la Asamblea General.

Más buenas noticias: RI y LOAMCP están colaborando para crear “Regeneration Philippines”, una rama dentro de LOAMCP diseñada para ayudar a dirigir los esfuerzos de LOAMCP hacia los conceptos y la implementación del desarrollo agrícola regenerativo. La próxima reunión general de LOAMCP será en noviembre de 2019 en Cebú, Filipinas. RI planea en esa reunión lanzar oficialmente Regeneration Philippines y establecer una oficina de Regeneration Philippines junto con las de LOAMCP e IFOAM Asia.

Con la crisis climática sobre Filipinas, el país está tomando medidas audaces para enfrentar la crisis. Parece que estos esfuerzos lograrán forjar un consenso nacional sobre la agricultura regenerativa como un factor clave en la mitigación del clima.

Oliver Gardiner representa a Regeneration International en Europa y Asia. Para mantenerse al día con las noticias y los eventos, suscríbase aquí para recibir el boletín de Regeneration International.

Regeneration International, Regenerativa Chile y otros grupos se reúnen en preparación para la cumbre climática de la COP25

SANTIAGO, Chile – Para medir el creciente interés de Chile en la agricultura regenerativa, es suficiente ver la convocatoria que tuvo un encuentro celebrado en Santiago, ciudad capital de Chile, donde una participación inesperadamente alta llenó completamente el lugar. El cupo completo hizo que algunos tuvieran que regresar al frío del invierno chileno y muchos se amontonaran, buscando calor, en el bonito jardín donde tuvo lugar el encuentro.

¿El mensaje general que surgió de la charla del 19 de julio celebrada en la oficina de Santiago de Regenerativa Chile? El siguiente: la agricultura regenerativa está ganando terreno en Chile y en toda Sudamérica, pero aún queda mucho trabajo por hacer. Lo que se necesita para llevar el movimiento de regeneración al siguiente nivel es una mayor coordinación y cooperación entre los involucrados en esta tarea y en esta zona.

El evento formó parte de las sesiones de Ideas para la Acción (IPA) de Regenerativa Chile. Los organizadores incluyeron Regenerativa Chile; Carnes Manada, una empresa chilena que promueve la producción de carne regenerativa; el Departamento de Agronomía de la Universidad Católica de Chile; El Manzano, un centro de investigación ecológica y educativa para la sostenibilidad en Bío Bío parte de la red de Regeneration International Chile; y Efecto Manada, el Centro Global del Instituto Savory en Chile.

La charla fue la primera de una serie de eventos organizados por Regeneration International y aliados locales en el período previo a la Cumbre del Clima COP25, que se celebrará en Santiago del 2 al 13 de diciembre.

Los ponentes de la conferencia incluyeron a Javiera Carrión, cofundadora y codirectora de El Manzano, una granja de más de 160 hectáreas comprometida con la gestión de la tierra. El Manzano es un líder de la universidad GAIA-América Latina y una de las organizaciones pioneras en Chile que ofrece talleres sobre permacultura, diseño de eco aldeas, gestión sostenible de la tierra y desarrollo humano. Carrión reflexionó sobre los muchos años de su trabajo con agricultura regenerativa en Chile y la necesidad de esfuerzos más amplios y coordinados para hacer que el movimiento de agricultura regenerativa sea más fuerte y cohesionado.

Cristóbal Gatica, cofundador de Carnes Manada, enfatizó la necesidad de crear una conexión más estrecha entre productores y consumidores. El movimiento de la carne regenerativa en Chile está ganando fuerza, dijo Gatica, y los consumidores chilenos están comenzando a reconocer la importancia de comer carne de esta procedencia.

En un diálogo e intercambio de ideas muy grato, expuso también sus ideas Isidora Molina, fundadora de Efecto Manada, organización acreditada ante la Red Savory que promueve la producción de carne regenerativa. Molina habló de los cambios que ha visto en los últimos años y de cómo Efecto Manada ha trabajado para ganarse la confianza de sus vecinos y propietarios de granjas cercanas que inicialmente se mostraron escépticos sobre el enfoque de gestión integral de Efecto Manada para la producción de carne regenerativa.

Ercilia Sahores, directora latinoamericana de Regeneration International, habló de la importancia de construir un movimiento regenerativo integrando regeneradores locales con el apoyo de un paraguas internacional como Regeneration International. Sahores también examinó los cambios recientes en las conversaciones internacionales sobre la regeneración.

El Dr. Rafael Larraín, profesor del Departamento de Ciencia Animal, Agronomía y Silvicultura de la Universidad Católica de Chile, destacó la importancia de la colaboración entre investigadores académicos y practicantes en campo. Larraín también sugirió una colaboración más estrecha entre Regeneration International, la iniciativa 4 por 1000, la Universidad Católica de Chile y el movimiento regenerativo amplio.

Las conversaciones con el público, que no estuvieron exentas de diálogo y discusión sobre la COP25 y las implicancias de Chile de ser co-organizador de este encuentro junto con Costa Rica, fortalecieron la idea de involucrarse en las negociaciones con un espíritu crítico y asertivo, apoyando los encuentros paralelos a la COP y mostrando las soluciones reales a la crisis climática desde una perspectiva de agricultura regenerativa para fortalecer el movimiento global.

La conversación fue facilitada por Mauricio Ramos de Regenerativa Chile, quien hizo hincapié en la urgencia y compromiso de ser parte del cambio global en nuestra vida diaria. Ramos resaltó la importancia de las acciones individuales reflexionando acerca del impacto directo que cada una de nuestras acciones tiene a la hora de contribuir o disminuir la crisis climática.

Ercilia Sahores es integrante de la Junta Directiva Regeneration International y Directora para América Latina. Para mantenerte informado de nuestras noticias y eventos, aquí al boletín de Regeneration International.

Reginaldo y la Revolución de las Gallinas

Reginaldo no habla desde un “yo”, sino desde un “nosotros”. Él sabe que en un mundo individualista, la verdadera revolución son los proyectos colectivos para el bien común.

Reginaldo Haslett-Marroquín nació y creció en Petén, en una familia de 13 hermanos. Como las mayorías en este país, su familia vivió al borde, en la supervivencia, en pobreza extrema.

En la Cumbre de Migrantes en 2017 y en diversos espacios, Reginaldo ha presentado el proyecto de la Revolución de las Gallinas.

Reginaldo comienza su charla diciendo que para hacer algo, es importante saber qué nos motiva. Dice que lo que a él le ha motivado es el hambre, la miseria, la pobreza. “Crecí en pobreza material, pero en gran riqueza espiritual”.

“No hay negocio más lucrativo que el que toma el control de una necesidad tan básica como lo es la alimentación. Ese el el origen de la agroindustria, no tiene nada que ver con la salud, sino con la acumulación de dinero, es en buena medida el sistema que domina hoy el mundo”.

SIGUE LEYENDO EN EL PERIODICO

Regenerando la historia humana

Vía Orgánica, en México, restaura el suelo, el agua y la biodiversidad – y las vidas de los campesinos también.

Nota del editor: una de mis tareas más inspiradoras en lo que va del año reunió dos movimientos importantes para la sanación de la Tierra: el primer Campamento de Restauración de Ecosistemas en las Américas y Vía Orgánica, la organización anfitriona. Continué escribiendo sobre ambos para Mongabay Latin America y el nuevo número de Permaculture Magazine. Este artículo es un resumen de Regenerating Agriculture, Regenerating Communities, disponible para los suscriptores de Permaculture Magazine aquí.

SAN MIGUEL DE ALLENDE, México – Al igual que muchos otros niños de familias agrícolas mexicanas, el padre de Azucena Cabrera se mudó a la ciudad para ganarse la vida, convirtiéndose en electricista y fontanero para mantener a su familia, ya que la agricultura se había convertido en un negocio donde se perdía dinero.

Al igual que millones de agricultores de subsistencia en todo México y América Central, los Cabrera ya no podían ganarse la vida con los suelos degradados y el duro clima árido de la región. Sumado a la disminución general de la productividad de los suelos degradados del país, las economías agrícolas rurales de México han sido diezmadas desde el Tratado de Libre Comercio de América del Norte por toneladas de maíz subsidiado barato importado de los Estados Unidos, lo que hace que la agricultura tradicional sea más un ritual ceremonial que un medio de subsistencia.

Pero el padre de Azucena tenía un fuerte compromiso con la tierra de sus padres. “Nací aquí, estas tierras me alimentaron”, dijo a sus hijos. “Tengo que recuperar la tierra”.

Así que los fines de semana la familia se iba al campo, y aunque Azucena era una niña de la ciudad, creció jugando en la milpa, comiendo tomatitos silvestres y huanzontle, buscando flores y abejas. Cuando era niña, decidió estudiar agronomía, pensando que la pondría de nuevo en contacto con esa naturaleza. Sin embargo, cuando vio las opciones de empleo, comenzó a pensar que había cometido un error.

“Los modelos agrícolas me hicieron pensar: ¿qué haré cuando termine? ¿Trabajar en un agronegocio, vendiendo fertilizantes en una oficina de envenenamiento?”

Afortunadamente para Azucena, descubrió Vía Orgánica. Vía Orgánica, un proyecto de la Asociación de Consumidores Orgánicos americana, es un rancho orgánico regenerativo establecido en 2009 en San Miguel de Allende que sirve de modelo para los campesinos de la región. Ella dice que fue como un sueño hecho realidad. Tomó un taller en el rancho, se inscribió como voluntaria, y desde entonces ha trabajado para convertirse en su coordinadora, maestra e inspiración para miles de visitantes y estudiantes cada año.

Azucena explica el sofisticado sistema de compostaje en el Rancho Vía Orgánica, mientras el cofundador de Vía Orgánica Ronnie Cummins lo traduce para los voluntarios del Campamento de Restauración del Ecosistema, que vienen de Alemania, Colombia, México, Canadá y Estados Unidos. (Foto de Tracy L. Barnett)

“Decidí que no quiero ser agrónoma. Soy una campesina ”, dice con orgullo. “Porque un campesino tiene ese conocimiento, esa sabiduría, este instinto de un ser humano que sabe cómo hacer las cosas. “

Siente una satisfacción especial cuando les dice a sus alumnos: “necesitamos acercarnos al abuelo y preguntarle qué hizo, qué comió, cómo lo supo. Porque hay muchos nuevos conocimientos disponibles, y el instinto se queda dormido, y ahora el conocimiento moderno nos deslumbra. “

Ver la forma en que este trabajo ha transformado la vida de su equipo también la hace feliz. Como el caso de Don Martin Tovar, ahora jefe de mantenimiento, quien emigró a los Estados Unidos a la edad de 14 años, y donde trabajó 12 horas al día en un fábrica procesadora de pollos. Ahora poder vivir bien en su tierra natal y mostrarle a su hijo cómo plantar, cultivar y preparar fertilizantes orgánicos le produce una alegría especial.

Otra historia de éxito es la de Lourdes Guerrero, quien anteriormente trabajó en una operación industrial de pollos. “Fue un error terrible”, dice, estremeciéndose al recordar las condiciones de su trabajo anterior. Ahora es la coordinadora de la operación de pollos y la “granja regenerativa”, un proyecto en el que las aves circulan libremente, fertilizando los árboles frutales al mismo tiempo que mantienen las plagas bajo control y proporcionan huevos orgánicos.

Durante la última década, Vía Orgánica ha desarrollado un modelo que les ha permitido tener un impacto crítico en la región. Mediante el establecimiento de un restaurante, una tienda y un mercado callejero mensual, y una serie de clases y talleres patrocinados para la comunidad, han contratado a 60 empleados a tiempo completo y proporcionan una vida digna para más de 200 productores que forman parte de su red. Rosana Álvarez, quien administra los contactos con los productores, ha visto muchos cambios en la agricultura que practican y en sus vidas a lo largo de los años. Algunos han dejado de usar agroquímicos; otros, que estaban a punto de usarlos, tomaron la decisión de resistir las ofertas del  “paquete” convencional que ofrece el gobierno que implica el uso de agroquímicos. Algunos han aprendido a hacer composta y a proteger la tierra con cobertura vegetal. La mayoría de ellos han tomado clases y talleres, que son gratuitos para los agricultores.

Campamentos de restauración de ecosistemas

El primer evento de este tipo en América y el segundo en el mundo, el movimiento Ecosystem Restoration Camps (Campamentos de Restauración del Ecosistema) fue fundado en 2017 por el periodista internacional, científico de suelos y cineasta John D. Liu, quien ha dedicado los últimos 25 años al estudio, documentación y promoción de la restauración de ecosistemas a gran escala en todo el mundo. Liu unió fuerzas con Vía Orgánica y la organización sin fines de lucro Regeneration International para producir este campamento intensivo de dos semanas; y estuvo presente con los 30 campistas de siete países que participaron, intercambiando habilidades, conocimientos e ideas sobre la restauración del ecosistema mientras se arremangaban para hacer el trabajo.

Liu, que es conocido como el “Indiana Jones de la degradación y regeneración del paisaje”, pasó a la acción después de que fue asignado con la redacción informes sobre la Meseta de Loess de China, la cuna de la civilización china, reducida a lo largo de los siglos a un vasto desierto. Un Liu inicialmente escéptico observó cómo el proyecto de restauración masiva del gobierno transformaba el paisaje en un ecosistema exuberante, biodiverso y productivo. Desde entonces, ha estado promoviendo y documentando la restauración del ecosistema en todo el mundo.

“Es posible restaurar ecosistemas dañados a gran escala. Entonces, si podemos restaurar ecosistemas dañados a gran escala, ¿por qué no lo hacemos? “, dice Liu en su galardonado documental “Green Gold “. En 2017, fundó los Ecosystem Restoration Camps como una forma de poner en práctica lo que estaba aprendiendo, al mismo tiempo que brindaba a personas de todo el mundo la oportunidad de unirse al esfuerzo. El primer campamento se estableció en Murcia, España. Vía Orgánica es la segunda.

Los altiplanos del sureste de España y del centro de México tienen mucho en común con las regiones que Liu documentó. “Los sistemas disfuncionales se concentran realmente en las cunas de la civilización humana, donde comenzó la agricultura”, dijo. “Ahí es donde se centran los grandes desiertos. Ahí es donde el suelo está tan degradado que nada puede crecer “.

Algo sobre la forma en que se ha practicado la agricultura desde su inicio claramente no está funcionando, dice Liu. Él cree que la respuesta es un esfuerzo concentrado para restaurar la biomasa, la biodiversidad y la materia orgánica acumulada en el ecosistema. Los centros de agricultura regenerativa como Via Orgánica están restaurando tierras degradadas y creando modelos replicables para reparar ecosistemas enteros, literalmente desde cero. Y ahora, al asociarse con John Liu y Regeneration International para adoptar el modelo de campamento de regeneración del ecosistema, estos métodos se están extendiendo como semillas para germinar en otras regiones del mundo.

De vuelta en el rancho, Rosana ha visto un cambio en cada agricultor que ha pasado por este proceso. “Están entendiendo más, sus ojos están más abiertos, son más brillantes, son más felices. Están haciendo lo que aman, solo necesitaban una forma de mantener su economía en marcha “.

Este aspecto económico es una parte importante del cambio, y esa economía ha florecido con el crecimiento del restaurante y tienda Vía Orgánica, y la apertura de varios tianguis o mercados callejeros de productos orgánicos y artesanales. Al mismo tiempo, el paisaje de ese árido altiplano está cambiando gradualmente.

El Dr. Narciso Barrera Bassols, de la Universidad Nacional Autónoma de México, coordina un proyecto de agroecología en la Universidad Autónoma de Querétaro, y conoce muy bien la experiencia de Vía Orgánica. “Lo que tienen es magnífico”, dijo. “Creo que es uno de los proyectos de transición agroecológica más importantes del país, no solo por su valor ecológico y social, sino también como un centro de educación y difusión de la innovación”.

Una tarde en el rancho, el esposo de Rosana, Roger Jones, observó mientras Azucena y otro personal enseñaban a voluntarios como el científico del suelo Cedric Mason de Nueva York, el químico farmacéutico Leonor Rojas de Quintana Roo y el agricultor orgánico Eric Bourdon de Quebec cómo preparar y luego aplicar té de composta fermentado a un huerto de olivos.

“Sabes, lo realmente maravilloso de esto es que no se trata solo de la agricultura regenerativa”, dijo. “Se trata de regenerar la historia humana; se trata de regenerar la forma en que consideramos la salud, la alimentación, la economía, las relaciones humanas, incluso nuestra propia historia “.

Para los visitantes con conciencia ecológica que llegan al pintoresco San Miguel de Allende, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Vía Orgánica es una parada imperdible en el itinerario, como mínimo, una visita al colorido y deliciosamente aromático mercado y restaurante orgánico, que se encuentra en el centro histórico de la ciudad. Rancho Vía Orgánica ofrece excursiones de un día, paseos a caballo, clases y oportunidades de voluntariado, y organizará cuatro campamentos de restauración de ecosistemas cada año. Estén atentos para más información.

Publicado con permiso de Esperanza Project

Restaurando la Tierra, Un Campamento a la Vez

En los últimos 150 años, las malas prácticas de gestión de la tierra, impulsadas por la agricultura industrial, han provocado la pérdida de la mitad de la capa superior del suelo. El suelo se está degradando tanto que algunos científicos predicen que en algunas partes del mundo, como el Reino Unido, sólo nos quedan 60 cosechas.

Se ha emitido más carbono del suelo degradado que de toda la industria del transporte. Sin una acción inmediata a gran escala, muchas partes del mundo serán inhabitables en los próximos 50 años. El conflicto por recursos como el agua y la tierra cultivable se volverá común. Millones de personas morirán de hambre o, si tienen suerte, migrarán, causando tensiones crecientes en áreas donde la tierra aún es segura para vivir.

Pero tenemos otra opción. John D. Liu, periodista internacional, científico de suelos y cineasta ha dedicado los últimos 25 años al estudio, documentación y promoción de la restauración de ecosistemas a gran escala en todo el mundo. 

SIGUE LEYENDO EN EL PROYECTO ESPERANZA

Deforestación potencia crisis climática global, advierte IPCC

El Informe Especial sobre Cambio Climático y Tierra, dado a conocer el 8 de agosto por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), advierte que la deforestación exacerba los efectos del cambio climático, tales como la escasez de agua, sequías y falta de alimentos. La deforestación puede abrir tierras vírgenes para la agricultura, pero esta pronto se seca y se deteriora, advierten los autores del reporte.

En promedio, el área de tierra que sufre de sequías ha crecido apenas por encima del uno por ciento al año desde 1961, señala el reporte. Esto se añade al impacto del calentamiento global, con áreas de suelo que se han calentado el doble del promedio de la temperatura superficial mundial – lo cual incluye a los océanos – y los suelos deforestados probablemente sean más cálidos, asegura el documento.

Cerca de 500 millones de personas viven ahora en áreas que experimentan desertificación, indica el informe, y probablemente sufran más escasez de alimentos y agua

Valérie Masson-Delmotte, directora de investigación de la Comisión Francesa de Energías Alternativas y Energía Atómica, y coautora del reporte, indicó en una conferencia de prensa en Ginebra que “el riesgo de la deforestación y la degradación de suelos para la seguridad alimentaria ha crecido, con base en nuevas evidencias presentadas en el reporte.

SIGUE LEYENDO EN BIODIVERSIDADLA

¿Puede la carne salvar el planeta?

Nos han dicho que nuestro consumo de carne está destruyendo el medio ambiente, pero el verdadero problema es la producción de carne, no la carne en sí.

La carne ha tenido unos años difíciles. Desde que un informe impactante de 2006 descubrió que el ganado es un importante contribuyente al cambio climático, ha habido un movimiento nacional, si no global, para comer menos carne.

Pero muchos expertos dicen que la guerra contra la carne está perdiendo el punto. Existe un extenso cuerpo de investigación que sugiere que el ganado no debe culpar a la crisis climática. De hecho, estos expertos argumentarían que los animales de pastoreo son una parte crucial de la solución.

Los métodos actuales de producción de carne son absolutamente inaceptables desde un punto de vista ambiental y de bienestar animal, pero eso no nos lleva lógicamente a la conclusión de que debemos deshacernos de la carne. 

CONTINUA LEYENDO EN MUNDIARIO

El Ministerio de Agricultura de Japón reconoce el papel de la agricultura regenerativa en la solución climática

Una conferencia innovadora sobre agricultura y cambio climático tuvo lugar del 13 al 15 de mayo en Japón, y Regeneration International estuvo allí.

Si bien el contenido y la interacción de la conferencia “La agricultura es la solución al cambio climático” en Otsu, Japón, fue dinámico e importante, quizás la conclusión más importante de la conferencia fue quién organizó el evento en primer lugar.

La conferencia fue copatrocinada por el Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Japón en lo que podría interpretarse como un reconocimiento tácito por parte de la tercera economía más grande del mundo que la agricultura debe desempeñar un papel clave en la mitigación del cambio climático.

La conferencia también fue patrocinada por la Iniciativa 4 por 1000, y fue apoyada por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (UNFAO), el Banco Mundial, el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD), Rothamsted Research y los gobiernos de Francia y Alemania, entre otros, y tuvo lugar solo un día después de que el IPCC concluyera su 49a sesión en Kioto, a solo 13 kilómetros de Otsu.

Los oradores clave de 4 por 1000 y las principales organizaciones y gobiernos que apoyan esta iniciativa confirmaron la importancia de construir la salud del suelo para combatir el cambio climático. Fue la primera conferencia internacional en Asia sobre el cambio de la agricultura al adoptar sistemas de gestión que aumentan la materia orgánica del suelo como una solución de reducción y adaptación a la crisis climática.

El arroz es el cultivo básico más importante en Asia, y el director internacional de RI, Andre Leu, hizo una presentación magistral sobre Sistemas de Intensificación del Arroz (SRI).

El SRI puede duplicar los rendimientos de arroz y reducir enormemente las emisiones de metano, gracias a su menor uso de agua, y cuando se combina con cultivos de cobertura, el SRI puede dar como resultado un secuestro significativo de carbono en el suelo. El SRI es una solución poderosa para los productores de arroz de todo el mundo que enfrentan crecientes amenazas de sequía, tifones y marejadas ciclónicas costeras.

Varios socios de RI, como la Asociación Biodinámica de India y la Liga de Municipios y Ciudades Orgánicas de Filipinas, también participaron en la conferencia y dieron presentaciones sobre las mejores prácticas para mitigar el aumento de carbono natural en los suelos de las tierras agrícolas.

Durante una entrevista con Regeneration International, Paul Luu, Secretario Ejecutivo de 4 por 1000, dijo que los responsables políticos y los agricultores están poniendo cada vez más énfasis en la agroecología. Luu habló sobre la fuerte necesidad de que se realicen más investigaciones sobre agroecología, agricultura biodinámica y agricultura regenerativa, para que sea útil para asesorar a los agricultores convencionales en transición de acuerdo con sus requisitos.

A pesar de que no se menciona el cambio climático en la reunión de ministros de agricultura del G7 celebrada unos días antes en la cercana Tokio (debido a la abstención del gobierno de los Estados Unidos), el gobierno japonés está trabajando con la Iniciativa 4 por 1000 para incluir el marco de 4 por 1000 en el trabajo conjunto de Koronivia sobre agricultura (KJWAc). KJWA es una decisión tomada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima (COP23) en noviembre de 2017, para reconocer oficialmente la importancia de los sectores agrícolas en la adaptación y mitigación del cambio climático.

La implementación de KJWA cuenta con el apoyo de la UNFAO en asociación con otros actores a nivel nacional e internacional. En virtud de esta decisión, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (UNFAO) apoya a los países que brindan apoyo técnico para adaptarse y mitigar el cambio climático, trabajando en estrecha colaboración con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y otros socios.

Regeneration International mostrará el progreso realizado por la Iniciativa 4 por 1000 para alentar a los países a unirse a una Revolución de la Salud del Suelo en la agricultura (denominada la Revolución Marrón) en su próxima Asamblea General en Chile en diciembre de 2019, que se realizará junto con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP25 en Santiago de Chile del 2 al 13 de diciembre.

Oliver Gardiner es el reportero itinerante de la Asociación de Consumidores Orgánicos y Regeneration International.

Cambio climático: ¿esta solución natural es la más efectiva para combatir el calentamiento global?

Un nuevo estudio asegura que existe un área del tamaño de Estados Unidos disponible para plantar árboles en todo el mundo, y que esto podría tener un impacto dramático en la lucha contra el cambio climático.

El estudio muestra que el espacio descrito para sembrar nuevos árboles es mucho mayor de lo que se pensaba anteriormente, y reduciría el dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera en un 25%.

Según sus autores, se trata de la solución más efectiva para el cambio climático de que dispone el mundo en este momento.

Pero otros investigadores dicen que los resultados de la investigación son “demasiado buenos para ser verdad”.

La capacidad de los árboles para absorber el dióxido de carbono hace que sean un arma valiosa en la lucha contra el aumento de las temperaturas.

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) dijo que si el mundo quisiera limitar el aumento a 1,5 °C para 2050, se necesitaría un millón de hectáreas adicionales de árboles.

CONTINUA LEYENDO EN BBC NOTICIAS

Expertos instan a integrar la agroecología con otras formas de producción

Roma, 3 jul (EFE).- La agricultura ecológica debe integrarse con otros métodos de innovación con el fin de que los sistemas alimentarios se vuelvan sostenibles, afirmaron este miércoles asesores de la ONU en un nuevo informe.

El Grupo de expertos de alto nivel del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA), un foro intergubernamental de Naciones Unidas en el que también participan el sector privado y la sociedad civil, presentó en Roma las conclusiones de un estudio centrado en la agroecología.

En las últimas décadas ese concepto “dinámico” se ha expandido del terreno a los paisajes y a los sistemas alimentarios en general, dijo en el acto el jefe del equipo encargado del informe, Fergus Sinclair.

Entre los principios generales por los que se rige la agroecología a nivel local están el reciclaje, la reducción de insumos externos, la salud del suelo y de los animales, la diversificación económica, la gobernanza de los recursos naturales y la participación de distintos actores.

SIGUE LEYENDO EN LA VANGUARDIA