Posts

Restoring Soils Could Remove up to ‘5.5bn Tonnes’ of Greenhouse Gases Every Year

Replenishing and protecting the world’s soil carbon stores could help to offset up to 5.5bn tonnes of greenhouse gases every year, a study finds.

This is just under the current annual emissions of the US, the world’s second largest polluter after China.

Around 40 per cent of this carbon offsetting potential would come from protecting existing soil carbon stores in the world’s existing forests, peatlands and wetlands, the authors say.

In many parts of the world, such soil-based “natural climate solutions” could come with co-benefits for wildlife, food production and water retention, the lead author tells Carbon Brief.

Ground up

The top metre of the world’s soils contains three times as much carbon as the entire atmosphere, making it a major carbon sink alongside forests and oceans.

Soils play a key role in the carbon cycle by soaking up carbon from dead plant matter. Plants absorb CO2 from the atmosphere through photosynthesis and this is passed to the ground when dead roots and leaves decompose.

KEEP READING ON ECO BUSINESS

Isadora Molina: “En Chile falta comprender al suelo como un ser vivo que tiene muchas funciones, no solo como sustrato”

Hace 30 años, Isidora Molina (35) corría por el campo de sus padrinos las cercanías de Panguipulli, en la Región de Los Ríos. Aunque fue pocas veces, cada vez que visitaba este lugar su tío le enseñaba sobre labores que ejercían en la zona, y la llevaba a recorrer. Así, conoció la agricultura como parte del paisaje y se maravilló, a través de sus conversaciones con los vecinos, con la agricultura familiar o de baja escala.

Actualmente el panorama de Isidora no es muy distinto. Cambió porque ya no es una niña, y es ella misma quien ayuda a guiar a otros sobre el cuidado del suelo y la agricultura en sus propios campos. Loa hace a través de un emprendimiento que fundó hace seis añosÑ Efecto Manada, en el que usa técnicas de pastoreo de animales herbívoros para restablecer la estructura saludable del suelo, y áspid mejorar la productividad del terreno.

SEGUIR LEYENDO EN LADERA SUR

Ganadería regenerativa

La agricultura es concebida como el manejo de la Naturaleza (Primavesi A.) y la regeneración consiste en la recuperación de los procesos vitales de los ecosistemas.

Los componentes del ecosistema pastoril (la pastura o el pastizal, el ganado y el suelo) funcionan en forma sistémica, es decir, interrelacionados e interdependientes. El manejo de cada uno de ellos debe realizarse en forma holística, es decir, teniendo en cuenta al entero, a la totalidad.

Manejo de la producción vegetal

El objetivo de la producción vegetal es su maximización: cuanto más forraje se produzca en la finca y esta sea de la mejor calidad, se dispondrá de más insumos para la producción animal y habrá menor dependencia de insumos externos.

Para ello se debe incentivar la fotosíntesis. Lo cual se consigue respetando los ciclos biológicos del pasto por medio de descanso adecuado después del pastoreo y corte oportuno cuando el mismo haya alcanzado su máxima tasa de crecimiento, manteniendo así la mayor cantidad de hojas verdes eficientes fotosintéticamente.

SIGA LEYENDO EN ABC RURAL

The Secret Behind Costa Rica’s Remarkable Green Transformation

Aldo Sánchez surveys a field of lofty banana trees with cacao plants bursting with fruit nestled beneath them. “Two and a half years ago, this was pure pasture,” he says. Indeed, his neighbor’s field is just grass.

Four decades ago, a swath of land including Sánchez’s farm in Jabillos in central Costa Rica was deforested to plant coffee. It was later turned over to cattle, but ranching dried up when prices collapsed. Cacao — the raw material for chocolate — had not been planted since the late 1970s, when the monilia fungus destroyed 80 percent of the national crop.

“Even 10 kilometers [6 miles] away, people couldn’t believe we were planting cacao because the last people to do that were their grandparents,” Sánchez says.

His farm is a successful example of agroforestry — the sustainable combination of crops with trees — that is complementing Costa Rica’s remarkable reforestation in the past three decades.

Today, with exuberant tropical vegetation cloaking its countryside, it’s hard to imagine that the Central American nation of 5 million people could once have been any greener.

 

KEEP READING ON OZY

Proponen salvar el permafrost con una masa de grandes herbívoros

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) –

Investigadores de Oxford estiman que introducir en masa grandes herbívoros en la tundra ártica para restaurar el ecosistema y mitigar el calentamiento global resulta económicamente viable.

Se sabe que los animales que pastan como los caballos y los bisontes diseñan el paisaje a su alrededor, por ejemplo, suprimiendo el crecimiento de los árboles pisoteando o comiendo árboles jóvenes. Cuando este proceso se aprovecha para restaurar un ecosistema a un estado anterior, se denomina reconstrucción. También se puede usar para cambiar un ecosistema a un estado diferente pero más deseable. Esto se conoce como ingeniería de ecosistemas megafaunales.

En muchas partes del mundo, los ecosistemas forestales se consideran los más importantes para restaurar debido a su capacidad para almacenar carbono. Pero en la tundra ártica, cambiar el paisaje de la vegetación leñosa a los pastizales mejoraría la protección del permafrost rico en carbono, reduciría las emisiones de carbono asociadas con el deshielo del permafrost y aumentaría la captura de carbono en el suelo.

CONTINUE LEYENDO EN NOTIMERICA

Carbon Gardening: A Natural Climate Solution that Can Help Reduce CO2 Emissions While Restoring Biodiversity

Gardeners new to the concept of carbon gardening often ask these two questions: What good soil management strategies will help maximize carbon sequestration? And, what would be a good plant palette to help accomplish this? Good questions both, to which I wish I could give detailed, specific answers. Carbon gardening in northern Illinois, where I live, differs from carbon gardening in other regions; each will require region-specific strategies and plant palettes. Everything depends on where the gardener lives and the conditions in which they are gardening. Thus, what follows is more in the way of a general discussion that might help point in the right direction than a series of rigid prescriptions.

Organic carbon sequestration is one of the oldest tricks in nature’s ancient playbook for global ecosystem regulation. These days, as we search for ways to pull excess carbon out of the atmosphere in order to mitigate global warming, new attention has focused on “natural climate solutions,” or managing land for carbon sequestration by conserving and restoring ecosystems and changing agricultural and gardening practices.

KEEP READING ON RESILIENCE

‘Mother Nature Recovers Amazingly Fast’: Reviving Ukraine’s Rich Wetlands

A battered old military truck and rusting Belarusian tractor are perched on the edge of degraded wetland in the heart of the Danube Delta Biosphere Reserve. They have been hastily deployed in a desperate attempt to save an excavator from being swallowed by the squelching earth beside the obsolete Soviet dam it is trying to demolish.

In the 1970s, 11 earth dams were built on the Sarata and Kogilnik rivers as a crude alternative to footbridges to access the area’s aquifers.

Ornithologist Maxim Yakovlev remembers that prior to the construction of the dams, the local rivers slowly meandered through a rich wetland ecosystem which would store, hold back and slowly release water after heavy rains. “Back then, before the dams, when the ecosystem was functioning properly, we had healthier soil and vegetation,” says Yakovlev, as he skirts the edge of a reeking swamp near the tiny, ancient town of Tatarbunary on the northern fringe of the reserve, a 100-mile (160km) drive south-west of Odessa.

KEEP READING ON THE GUARDIAN

Saving Oklahoma’s Prairies, a Vital Weapon Against Climate Change

PAWHUSKA, Okla. — The late October morning is so bitterly cold that the vaccine a hardy Oklahoman cowboy is trying to administer to an impatient bison has frozen.

The rancher, Harvey Payne, tries to defrost the liquid against a small heater pumping out hot air in the office that faces the corral, but it’s not working.

“We’ll have to head back in for a couple of hours and wait for the sun to warm up,” Payne says as he squints at the sun rising above the tallgrass prairie. “Can’t vaccinate bison with frozen antibiotics.”

The group that’s gathered at the Joseph H. Williams Tallgrass Prairie Preserve trudges back to headquarters to wait until the temperature rises.

Oklahoma’s 39,650-acre preserve is the world’s biggest protected remnant of a massive grassland ecosystem that once stretched across 14 states, covering 170 million acres. But the grassland has been decimated, and only about 4 percent of the ecosystem remains, most of which is contained in the preserve in Osage County, home to the Native American Osage Nation.

KEEP READING ON NBC NEWS

Land Restoration in Latin America Shows Big Potential for Climate Change Mitigation

Land restoration in Latin America and the Caribbean is picking up pace and scaling up projects will help the region meet its pledges under the Bonn Challenge, which aims to restore 350 million hectares of degraded and deforested land worldwide by 2030. A new study led by the International Center for Tropical Agriculture (CIAT) and Wageningen University supplies a first map of restoration projects in Latin America and shows their potential to mitigate climate change through restoring forests.

Researchers took stock of the location, goals and activities of 154 projects in Latin America and the Caribbean, starting a database to guide practitioners in scaling up restoration. They mapped projects under five initiatives working towards the Bonn Challenge goals – the 20×20 Initiative, the Global Environment Facility, the Clean Development Mechanism (CDM), the Forest Investment Program (FIP) and independent local projects – in tandem with mapping the potential biomass increase that forest restoration could achieve across the region’s various ecosystems.

KEEP READING ON EUREKALERT

Inga Foundation: cambiando vidas de una manera revolucionaria

Mike Hands, de Inga Foundation, un afiliado de Regeneration International (RI), trabaja en Honduras con campesinos de tala y quema con un promedio de 20 acres (ocho hectáreas) de tierras. Eso es considerablemente más grande que la mayoría de las granjas de tala y quema, que Mike estima que no sobrepasan los cinco acres (dos hectáreas).

Si usa esa cifra de dos hectáreas como punto de referencia y la multiplica por los 300 millones de granjas de tala y quema en todo el mundo, tiene 1.5 mil millones de acres. Esa es una gran cantidad de acres de tala y quema, acres que con mejores prácticas agrícolas, podrían convertirse en granjas que secuestran carbono.

Según Hands, la conversión de tala y quema al método de cultivo con el árbol Guama (en inglés, Inga) de Inga Foundation secuestra alrededor de 35 toneladas de carbono por acre por año durante un período de 12 años.

Multiplique eso por 1.5 mil millones de acres, y si cada granja de tala y quema en todo el mundo se convirtiera al modelo con la guama de Inga Foundation, podría secuestrar hasta 52.5 mil millones de toneladas (gigatoneladas) de CO2 en un período de 12 años.

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE. UU., un gigatón de carbono secuestrado reduce los niveles de carbono atmosférico en casi 0,5 partes por millón.

Entonces, si todos los agricultores de tala y quema en todo el mundo cambiaran al modelo con la guama de Inga Foundation, sería suficiente para reducir el nivel tan peligrosamente alto de carbono del mundo de 400 partes por millón (ppm) en unos 25 ppm, a aproximadamente 375 ppm, acercándonos mucho más al nivel de 350 ppm que 350.org exige para estabilizar el clima mundial.

Claramente, Inga Foundation está en lo cierto.

El periódico The Guardian parece pensar que sí. Clasificó a Mike Hands en el número 44 en una lista de las 100 personas más importantes para salvar el mundo, por delante de luminarias como Henry David Thoreau, Mahatma Gandhi, Charles Darwin y el Dalai Lama. Una compañía bastante estimulante.

Inga Foundation está activa en Costa Rica, el Congo, la República Democrática del Congo, Madagascar y el Reino Unido. Pero el proyecto más grande de la fundación está en Honduras, donde se está trabajando con 300 agricultores familiares. Eso está muy lejos de los 250 millones. Pero es un comienzo. Y está creciendo.

Cuando hablé con Mike desde su base en el Reino Unido, dijo que los agricultores hondureños que han visto el rendimiento de los cultivos de sus vecinos que emplean la guama se están alineando para aprender las técnicas con la guama y obtener ayuda de Inga Foundation para empezar, especialmente a raíz de una gran tormenta en 2016 que causó inundaciones generalizadas y literalmente arrasó con las granjas de muchos campesinos de tala y quema que no usan la guama.

Las granjas de tala y quema tienden a estar en laderas, a menudo laderas empinadas, donde el terreno accidentado, el difícil acceso y la vulnerabilidad a la erosión hacen que la tierra sea menos deseable y disminuye la competencia por la tierra. Todos estos factores se combinan para ofrecer al menos cierto grado de protección contra las grandes y crecientes plantaciones de aceite de palma como biocombustibles que a menudo usan la violencia e incluso el asesinato para desplazar a los agricultores en las llanuras costeras de Honduras.

Pero esas ventajas tienen un costo, y cuando los agricultores que usan la guama se recuperaron de la tormenta de 2016 y la devastadora sequía que siguió a la tormenta, sus vecinos se dieron cuenta y el interés en los métodos de Inga Foundation aumentó.

Los conceptos básicos de la guama no son muy complicados. Plantas hileras de árboles de guama, que tienen sistemas de raíces extensos, poco profundos y de rápido crecimiento, entre hileras de cultivos, en un método conocido como cultivo en callejones. Esto aumenta la retención del suelo, especialmente frente a desafíos como lluvia intensa, sequías y huracanes. Luego, complementa la nutrición del suelo con el follaje en descomposición de los árboles de guama y con suplementos minerales, lo que es más importante, fosfato de roca, no fosfato estándar que es arrastrado y se pierde mucho más rápidamente.

La tala y quema es difícil para los agricultores porque la tierra que se limpia pierde la nutrición del suelo tan rápido que los agricultores tienen que limpiar nuevas tierras cada 5-7 años. Eso es trabajo duro. Altera las familias y la vida familiar. Y la búsqueda interminable de nuevas tierras para limpiar y cultivar lleva a los agricultores a conflictos a veces violentos con otros agricultores, terratenientes y pueblos indígenas.

Además, cada vez que los agricultores cortan y queman una hectárea de tierra (2.5 acres), se liberan al menos 100 toneladas de carbono a la atmósfera, según Mike Hands. Y en este momento, el mundo observa con horror cómo se desarrolla este proceso, y se acelera, en las selvas tropicales amazónicas de Brasil y Bolivia, particularmente en Brasil, donde el nuevo gobierno de extrema derecha de Jair Bolsonaro está haciendo la vista gorda, o incluso alentando, lo que a menudo es robo de tierras y posterior quema ilegal.

Es un largo camino pasar de las 300 familias de Inga Foundation hasta la cifra global de 250 millones de agricultores de tala y quema. No es sorprendente, Hands dice, que el mayor desafío para el crecimiento de Inga Foundation es la financiación. Y las burocracias gubernamentales tampoco están ayudando. En Honduras, un envío de la fundación de 18.800 kilos de fosfato de roca se ha retrasado en la aduana desde 2017. Y las tarifas de aduana y almacenamiento siguen aumentando, lo que hace que la eventual liberación del fosfato de roca sea cada vez menos probable y esté cada vez más lejos de su alcance.

A pesar de todos los desafíos que enfrenta Inga Foundation, Mike Hands es optimista. “El modelo de la guama está cambiando vidas y medios de vida de una manera revolucionaria”, me dijo Mike. “Estimamos que las familias en nuestro programa Land for Life han plantado más de 3 millones de árboles desde 2012”.

Eso parece un muy buen comienzo.

Lawrence Reichard es periodista independiente. Para mantenerse al día con las noticias y los eventos, suscríbase aquí para recibir el boletín Regeneration International.