Posts

De la granja al armario: Cómo algunas marcas están optando por la producción regenerativa

Cuando las empresas de lujo empezaron a comprar fábricas para mantener vivas las habilidades artesanales, fue un movimiento pasivo hacia la sostenibilidad. También era una forma de asfixiar a la competencia, ya que las marcas tienen prioridad en la propiedad de sus cadenas de suministro.

Salvaguardar la artesanía

Desde el punto de vista de la artesanía, los productos hechos a mano tienen un valor único, y siguen siendo muy codiciados en comparación con la producción de alto volumen en cinta transportadora. Chanel, por ejemplo, lleva décadas invirtiendo fuertemente en su cadena de suministro, y el año pasado compró una curtiduría y una fábrica de zapatos italiana para salvaguardar su futuro artesanal.

De la granja a la moda

Pero ahora las marcas van más allá de la cadena de suministro de los productores artesanos para reforzar sus negocios y recurren a las materias primas. Además de la artesanía hecha a mano, la trayectoria directa de la granja al armario podría ser pronto una realidad, ya que empresas como Patagonia, Allbirds y Kering están invirtiendo en agricultura.

CONTINUA LEYENDO EN FASHION UNITED

¿Por qué en la moda se está hablando de la agricultura regenerativa?

Especial para Infobae de The New York Times.

A la moda, como a la política, le encantan las palabras que están en tendencia, en especial cuando se trata del medioambiente. ¡Sustentabilidad! ¡Circularidad! Son palabras que salen con facilidad. Y ahora hay un nuevo término favorito: regenerativo.

En enero, el grupo de lujo Kering, propietario de Gucci y Saint Laurent (entre otras marcas), se convirtió en cofundador del Fondo Regenerativo para la Naturaleza, cuyo objetivo es convertir un millón de hectáreas de tierra que producen materias primas para la moda y llevarlas de la agricultura habitual a la agricultura regenerativa en un promedio de cinco años.

En febrero, The New Zealand Merino Company anunció que se unía a Allbirds, Icebreaker y Smartwool para crear la primera plataforma dedicada a la lana regenerativa.

The North Face y Patagonia ya promocionan prendas hechas con algodón regenerativo. Y Secteur 6, una nueva marca indoestadounidense que solo utiliza materiales cultivados de manera regenerativa, como la seda de pétalos de rosa, se ha asociado con la marca de ropa urbana Freak City L.A. para producir una colección cápsula que incluye camisetas de grafiti de algodón regenerativo con el lema: “Regenerar o morir”.

CONTINUE LEYENDO EN INFOBAE

The New Buzzword in Fashion

The hottest new buzzword in fashion was borrowed from a group of people more likely to be spotted at a grain silo than at fashion week: farmers.

“Regenerative agriculture” is a term that was coined in the 1980s and that started gaining real momentum in 2017. It is used to describe a series of farming practices that prioritise soil health, biodiversity and holistic ecosystem restoration. Because proponents claim it can pull carbon out of the air and store it in the soil, making it a potential climate solution, it’s started to garner widespread attention even among people who don’t take an active interest in farming.

Partly for that reason, “regenerative” has become a descriptor that’s moved beyond agriculture and started cropping up more and more often in the world of fashion. Luxury heavy-hitters such as Prada, Gucci and Stella McCartney, independent designers Marine Serre and Mara Hoffman, and outdoor outfitters Timberland and Patagonia have all started using variations on the term in their PR and marketing.

KEEP READING ON FINANCIAL TIMES

La nueva apuesta por el algodón orgánico regenerativo que se abre camino dentro del mundo textil

Para producir 1 kg de algodón – equivalente a una camiseta y par de jeans – se utilizan 20.000 litros de agua. Pero eso no es todo, ya que esta industria presenta un alto consumo de productos como fertilizantes solubles y pesticidas, impactando significativamente a los suelos y a toda la biodiversidad asociada. Así, al igual como ocurre con la producción de alimentos, el modelo convencional de agricultura para la obtención de fibras ha generado numerosos impactos ambientales y sociales, por lo que distintas marcas han comenzado a apostar por el algodón orgánico sustentable.

La agricultura convencional está basada en fertilizantes solubles y en pesticidas. Además, el suelo está expuesto constantemente a arados profundos, que junto con la utilización de fertilizantes sintéticos y pesticidas, generan la pérdida de la materia orgánica del suelo, lo que trae serias implicancias para el medio ambiente y el cambio climático. El uso de la tierra para fines agrícolas, silvícolas y de otra índole generan alrededor del 23% de las emisiones de gases de efecto invernadero, como dióxido de carbono, metano, entre otros, según recoge el informe de 2019 publicado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

CONTINUE LEYENDO EN EL MOSTRADOR

Regenerative Agriculture Can Change the Fashion Industry—And the World. But What Is It?

“The word sustainable is like a dinosaur now,” Aras Baskauskas, the CEO of Los Angeles label Christy Dawn, tells me on a recent call. “What are we trying to sustain—the fires, the tornadoes, the mass extinction? We don’t need to be sustainable, we need to be regenerative.”

That conversation took place in early March, just before the coronavirus outbreak. Now, Baskauskas’s words feel almost prescient. Those natural disasters he mentioned are the result of our climate emergency, but so is the coronavirus; both are symptomatic of our fast-paced lifestyles and one-sided relationship with the planet. “We’ve forgotten that we are nature, and because of that, we’ve extracted from the earth without giving back,” he adds. “We take and don’t return.”

That’s true of many industries, but especially fashion. Even as we shift towards a more sustainable mindset, we can’t really say that anything we’re doing is “giving back” to the earth.

KEEP READING ON VOGUE