Posts

Uruguay avanza a una ganadería aún “más verde”

Cerca del 75% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en Uruguay responden al sector agropecuario y dentro del mismo, el ganadero vacuno, es responsable del 62% del total de emisiones. Si a esto se le suma la situación del cambio climático y el incremento en las opiniones negativas sobre el consumo de carnes rojas, hace que este sector sea estratégico para comenzar acciones de mitigación.

La economía uruguaya depende en gran medida de sus exportaciones de carne, sobre todo vacuna.

Según datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), en 2019 se faenaron más de 2,2 millones de bovinos, se exportaron más de 330 mil toneladas de carne de esta especie a un valor que superó los US$ 1,8 mil millones. Por lo tanto, Uruguay, un país en donde hay cuatro vacas por persona, tiene trabajar para cambiar la imagen que la ganadería tiene en el mundo. Y así lo está haciendo.

El proyecto Producción Ganadera climáticamente Inteligente y Restauración del Suelo en Pastizales Uruguayos, o Ganadería y Clima, plantea contribuir a enfrentar los desafíos del sector ganadero a través de un enfoque integral que abarca la mejora de la productividad y la sostenibilidad de los establecimientos ganaderos del país.

CONTINUE LEYENDO EN EL PAIS RURALES

 

 

Pastoreo regenerativo: aumento de la producción, resiliencia de la biodiversidad, ingresos y una solución al cambio climático

Alrededor del 68% de las tierras agrícolas del mundo (3,2 mil millones de hectáreas en comparación con 1,6 mil millones de hectáreas de tierras de cultivo) se utilizan para el pastoreo. La mayoría de estos paisajes no son aptos para el cultivo, sin embargo, son hogar para más de mil millones de personas que dependen del ganado que los pasta para su sustento. Estas áreas son a menudo algunas de las tierras más degradadas del planeta debido a la deforestación y a las prácticas inapropiadas de pastoreo.

Imagen cortesía de Richard Teague

La buena noticia es que hay una variedad de sistemas de pastoreo que han demostrado que regeneran estos ecosistemas, aumentando la cobertura del suelo, la biodiversidad, la materia orgánica del suelo, la capacidad de retención de agua y la capacidad de producción.

Pastoreo adaptativo multi-parcelas (AMP)

Uno de los métodos más exitosos para manejar las malezas y mejorar la productividad de los pastos es el pastoreo adaptativo de multi-parcelas (AMP). En muchos de los sistemas de pastoreo actuales, los animales no se mueven por diferentes pastizales y pasturas y esto causa el sobrepastoreo, ya que los animales se comen las especies que prefieren continuamente, incluso arrancándolas de raíz. Este sobrepastoreo elimina los pastos más nutritivos y permite que proliferen las malas hierbas y las especies invasoras. Existe una gran cantidad de  sistemas de pastoreo que permiten que el ganado paste en exceso, dejando un suelo desnudo y expuesto que termina siendo erosionado por el viento y el agua. Gran parte de la degradación ambiental en las zonas áridas y semiáridas (que actualmente comprenden el 40% de las tierras del mundo) se debe a prácticas de pastoreo degenerativas.

Mediante el sistema AMP se rota una gran cantidad de ganado por potreros más pequeños o se delimitan áreas de pastoreo por períodos cortos, lo que los obliga a pastar absolutamente todas las plantas comestibles. El estar en masa (pastoreo en turba) obliga al ganado a comer todas las plantas comestibles, no solo sus especies preferidas, lo que resulta en un uso más eficiente del pasto.

La mayor densidad de población también asegura que las malas hierbas sean aplastadas y pisoteadas y que el estiércol sea pisoteado y esparcido por el suelo, actuando como fertilizante. Luego, los animales se trasladan a otro pastizal o potrero y se repite el proceso. Hay una rotación continua de pastoreo controlado en diferentes potreros, y los animales solo regresan al pastizal original cuando la hierba y la cubierta vegetal han vuelto a crecer.

La clave de los sistemas AMP son los períodos cortos e intensos de pastoreo que garantizan que los animales se coman menos del 50% del forraje disponible. Esto significa que la cobertura vegetal del suelo no formará muchas raíces y, en consecuencia, se recuperarán más rápidamente. La investigación muestra que estos sistemas producen mucho más alimento por hectárea, hacen un uso más eficiente de la lluvia y mejoran significativamente la salud y fertilidad del suelo. Las granjas administradas con sistemas AMP pueden tener más ganado por hectárea que aquellas con sistemas de ganado fijos. 

Imagen cortesía de Christine Jones y Acres USA

Traducción imagen:

  • Uso del 50%: las raíces no dejan de crecer cuando se elimina el 50% de la planta.
  • Uso del 70%: con el 70% de la planta eliminado, el 50% de las raíces dejan de crecer por 17 días.
  • Uso del 90%: con el 90% de la planta eliminado, el 100% de las raíces dejan de crecer por 17 días.

 

Otro beneficio muy importante de estos sistemas rotativos es un mejor control de los parásitos internos. Es importante comenzar con el ganado limpio. La mayoría de los animales se infectan por los huevos de los parásitos presentes en el suelo desnudo. Al asegurarse de que el ganado nunca se coma más del 50% del área foliar, los ganaderos pueden evitar que la boca del ganado entre en contacto con los huevos de los parásitos. La otra técnica de gestión importante es conocer la duración del ciclo de vida de los

Imagen cortesía de Richard Teague

parásitos y no devolver el ganado a un potrero hasta que finalice su ciclo de vida. En algunos casos, esto requerirá un período de hasta tres ciclos de vida para garantizar que el potrero esté limpio.

Los investigadores han demostrado que los sistemas donde el tiempo de pastoreo es administrado de manera adecuada no eliminarán una sola planta y aumentarán la biodiversidad de plantas, animales, insectos y microorganismos nativos en el ecosistema agrícola.

Algunos de los ejemplos más exitosos de AMP utilizan múltiples especies de animales en sucesión, como el ganado de pastoreo seguido de ovejas y aves de corral, ya que cada una tenderá a comer especies diferentes.

Pastoreo AMP con ovejas (cortesía de Google Fotos).

El pastoreo rotativo también se está utilizando con muchas especies de aves de corral tanto para huevos como para carne. Incluir el pastoreo de pollos después del ganado es una excelente manera de esparcir el estiércol del ganado y de reducir las plagas y las malas hierbas, ya que los pollos se comen los insectos y las semillas de las malas hierbas. Los gansos también pueden ser muy útiles para controlar las malas hierbas. Se puede entrenar a los gansos chinos jóvenes para que coman malezas específicas dándoles estas malezas a los pichones cuando son muy jóvenes. Desarrollan el gusto por estas malas hierbas y se convierten en su forraje preferido. Los gansos los buscarán activamente y se los comerán por completo.

 

Pastoreo AMP con aves de corral jóvenes (cortesía de Google Fotos).

La evidencia publicada muestra que los pastos administrados correctamente pueden acumular materia orgánica del suelo más rápido que muchos otros sistemas agrícolas, y este carbono se almacena más profundamente en el suelo.

La investigación de Machmuller et al muestra que las prácticas de pastoreo regenerativo pueden regenerar el suelo y la cobertura del suelo en tres años. Los ranchos analizados aumentaron su capacidad de intercambio de cationes (disponibilidad de nutrientes) en un 95% y aumentaron su capacidad de retención de agua en un 34%.

Estos sistemas de pastoreo son algunas de las mejores formas de aumentar los niveles de materia orgánica del suelo. Machmuller et al señalaron que secuestraron 29.360 kg de CO2 por hectárea por año. Se trata de una enorme cantidad de dióxido de carbono que se extrae del aire mediante la fotosíntesis y se convierte en materia orgánica para alimentar el microbioma del suelo. Varios estudios muestran que la cantidad de CO2 secuestrado de la atmósfera es mayor que las emisiones de gases de efecto invernadero de los sistemas ganaderos, lo que demuestra que aumentar el pastoreo regenerativo puede ayudar a revertir el cambio climático. Hay varios proyectos de créditos de carbono del suelo que están pagando a los agricultores y ganaderos por aumentar los niveles de materia orgánica del suelo.

El pastoreo regenerativo puede convertir la producción ganadera de ser uno de los principales contribuyentes al cambio climático a una de las mayores soluciones al cambio climático.

Hay muchas organizaciones agrícolas y de investigación involucradas en la ampliación de los sistemas de pastoreo regenerativo en todos los continentes cultivables. En la actualidad existe un corpus considerable de prácticas científicas y basadas en  evidencia que muestran que estos sistemas regeneran tierras degradadas y aumentan la diversidad de especies de pastos, mejorando así la productividad, la capacidad de retención de agua y los niveles de materia orgánica del suelo. Existen numerosos libros, sitios web, grupos sociales en línea y organizaciones excelentes que pueden proporcionar información detallada sobre los sistemas más eficaces.

Enlaces a algunos recursos:

Regeneration International y Regeneración Internacional (español)

https://www.facebook.com/regenerationinternational/

https://www.facebook.com/regeneracioninternacional (español)

Libros

Acres USA es una tienda en línea de libros muy buena especializada en agricultura regenerativa 

Chelsea Green Publishers es una excelente editorial de libros sobre alimentos y agricultura regenerativos y orgánicos.

Chelsea Green publicó el libro de Ronnie Cummins del 2020 sobre los alimentos y la agricultura regenerativos y orgánicos como solución al cambio climático: Grassroots Rising: A Call to Acion on Climate, Farming, Food, and a Green New Deal.

Instructores / consultores profesionales 

Hubs Savory

Grupos de facebook – hay muchos más que estos- busque grupos en su área 

En español:

Agricultura Regenerativa

Permacultura

Manejo Holístico Argentina

Biodiversidad en América Latina y El Caribe

En inglés:

Soils4Climate

Regenerative Agriculture Group

Regenerative Agriculture to Reverse Global Warming

Soils For Life

Innovation in Agriculture

 

Andre Leu es el Director Internacional de Regeneration International

Ronnie Cummins es cofundador de Organic Consumers Association (OCA) y Regeneration International

Para suscribirse al boletín de RI haga clic aquí.

 

Regenerative Grazing – Increased Production, Biodiversity Resilience, Profits and a Climate Change Solution

Leer en español aquí

 

Picture courtesy of Richard Teague

Around 68 percent of the world’s agricultural lands (eight billion acres as compared to four billion acres of croplands) are used for grazing. The majority of these landscapes are unsuitable for cropping. They are home to over a billion people who are dependent on the livestock that graze on them for their living.  These landscapes are often some of most degraded lands on the planet due to deforestation and inappropriate grazing practices.

The good news is that there are a range of grazing systems that are proven to regenerate these ecosystems, increasing ground covers, biodiversity, soil organic matter, water holding capacity, and production outcomes.

Adaptive Multi-paddock (AMP) Grazing

One of the most successful methods of managing weeds and improving the productivity of pastures is called adaptive multi-paddock (AMP) grazing. In many of the current grazing systems, where the animals are not rotated across pastures and rangelands, the animals tend to overgraze on the species that they prefer and continuously eat them all the way down to the ground, even pulling them out by the roots. This devastates the most nutritious grasses and allows weeds and invasive species to proliferate. Too many grazing systems allow the stock to overgraze, leaving bare, exposed soil that ends up being eroded by wind and water. Much of the environmental degradation in arid and semi-arid areas (which currently comprise 40% of the Earth’s lands) is due to degenerative grazing practices.

AMP rotates a large number of livestock across smaller paddocks or delineating grazing areas for short periods, forcing them to thoroughly graze all the edible plants. Being massed together (mob grazing) forces the livestock to eat all the edible plants, not just their preferred species, resulting in a more efficient use of the pasture.

The higher stock density also ensures that weeds are crushed and trampled and that the manure is kicked and scattered across the ground, fertilizing the soil. The animals are then moved to another pasture or paddock and the process is repeated. There is a continuous rotation of controlled grazing in different pastures, and animals only return to the original paddock when the grasses and groundcover has regrown.

The key to AMP systems is intense, short periods of grazing that ensure that fewer than 50 percent of the available forage is eaten. This means that ground covers will not shed too many roots and will consequently recover more quickly. Research shows that these systems produce much more feed per hectare, are better at efficiently using rainfall, and significantly improve soil health and fertility. Farms managed with AMP systems can carry more stock per acre than those with fixed stocking systems.

Picture Courtesy of Christine Jones and Acres USA

Another very important benefit of these rotational systems is better control of internal parasites. Starting with clean stock is important. Most stock get infected from the eggs of the parasites in the bare soil. By always ensuring that less that 50 percent the leaf area is eaten, ranchers can prevent the mouths of livestock from being in contact with the eggs of the parasites. The other important management technique is to know the length of the lifecycle of the parasites and to not return the stock to a

Picture courtesy of Richard Teague

paddock/cell until the life cycle has finished. In some cases this will require a period of up to three life cycles to ensure that the paddock /cell is clean.

Researchers have demonstrated that the appropriate time-managed grazing systems will not kill a single plant and will increase the biodiversity of native plants, animals, insects, and microorganisms in the farm ecosystem.

Some of the most successful examples of AMP use multiple species in succession, such as grazing cattle followed by sheep followed by poultry, as each will tend to eat different species.

AMP grazing with sheep (courtesy of Google Photos).

Rotational grazing is also being use with many poultry species for both eggs and meat. Following cattle with chickens is a great way to spread cattle manure and to reduce pests and weeds, since chickens eat the bugs and weed seeds. Geese can also be very useful in managing weeds. Young Chinese geese can be trained to eat specific weeds by feeding these weeds to goslings when they are very young. They develop a taste for these weeds and they become their preferred forage. The geese will actively seek them out and graze them down.

 

AMP grazing with young poultry (courtesy of Google Photos).

The published evidence shows that correctly managed pastures can build up soil organic matter faster than many other agricultural systems, and this carbon is stored deeper in the soil.

Research by Machmuller and and others show that regenerative grazing practices can regenerate soil and ground covers in three years. The ranches studied increased their cation exchange capacity (nutrient availability) by 95 percent and increased their water holding capacity by 34 percent.

These grazing systems are some of the best ways to increase soil organic matter levels. Machmuller et al. noted that they sequestered 29,360 kg of COper hectare per year. This is an enormous amount of carbon dioxide being taken out of the air by photosynthesis and converted into organic matter to feed the soil microbiome.  Several studies show that the amount of CO2 sequestered from the atmosphere is greater than greenhouse gas emissions from livestock systems showing that scaling up regenerative grazing can help to reverse climate change. There are several soil carbon credit schemes that are paying farmers and ranchers for increasing soil organic matter levels.

Regenerative grazing can turn livestock production from being one of the major contributors to climate change into one of the largest solutions to climate change.

There are many farming and research organizations involved in scaling up regenerative grazing systems on every arable continent. There is now a considerable body of published science and evidence-based practices showing that these systems regenerate degraded lands and increase pasture species diversity thereby improving productivity, water holding capacity, and soil organic matter levels. There are numerous excellent books, websites, online social groups, and organizations that can provide detailed information on the most effective systems.

Some of the resource links are provided below

Regeneration International

https://www.facebook.com/regenerationinternational/

Books

Acres USA is a great online bookstore for Regenerative Agriculture

Another excellent publisher of books on regenerative and organic food and farming is Chelsea Green Publishers.

Chelsea Green published Ronnie Cummins’ 2020 book on Regenerative and Organic food and farming as a solution to Climate Change: Grassroots Rising: A Call to Acion on Climate, Farming, Food, and a Green New Deal.

Professional Trainers/Consultants

Savory Hubs

Facebook groups – there are many more than these – search to find local groups

Soils4Climate

Regenerative Agriculture Group

Regenerative Agriculture to Reverse Global Warming

Soils For Life

Innovation in Agriculture

Andre Leu is the International Director for Regeneration International. To sign up for RI’s email newsletter, click here.

Ronnie Cummins is co-founder of the Organic Consumers Association (OCA) and Regeneration International. To keep up with RI’s news and alerts, sign up here.

 

Ganadería regenerativa

En años recientes, la decisión de comer o no comer carne ha estado motivada por una serie de argumentos que tocan temas que van más allá de los aspectos nutritivos de este alimento. A quienes se abstienen porque les estimula saber que así contribuyen a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que genera la producción industrial de ganado, les tenemos buenas noticias: la ganadería sostenible logra regenerar los suelos y puede mitigar factores que contribuyen al cambio climático.

La ganadería extensiva, la que trabaja con animales a libre pastoreo y ocupa grandes superficies, es posiblemente la actividad productiva que más ha modificado y devastado los ecosistemas naturales de nuestro país. Actualmente alrededor de 30 millones de cabezas deambulan en una extensión equivalente a más de la mitad del territorio nacional.1 Los animales pastan libremente seleccionando lo que más les gusta, reduciendo así la diversidad vegetal, compactando y “asfixiando” los suelos que se erosionan con las lluvias.

CONTINUE LEYENDO EN NEXOS

Una manera diferente de gestionar la tierra: que las vacas la apisonen

CANADIAN, Texas — Adam Isaacs estaba de pie al lado de su ganado en un viejo pastizal que durante años había tenido un pastoreo excesivo. Ahora, era un revoltijo de maleza.

“La mayoría de la gente quisiera venir y empezar a rociar herbicidas”, afirmó. “Mi familia solía hacerlo… y no funciona”.

En cambio, Isaacs, un ganadero perteneciente a la cuarta generación de estas tierras onduladas ubicadas en la franja noreste de Texas, pondrá a trabajar a sus animales en el pastizal mediante el uso de una cerca portátil electrificada con la que los confina en un área pequeña para que apisonen la maleza mientras pastan.

“Hacemos que el ganado pisotee mucho pastizal”, comentó. Eso incorpora materia orgánica al suelo y lo expone al oxígeno, cosa que ayuda a que se llene de hierbas y otras plantas útiles. A la larga, el pastizal volverá a estar saludable, gracias a un manejo esmerado y continuo del pastoreo.

CONTINUE LEYENDO EN INFOBAE

A Different Kind of Land Management: Let the Cows Stomp

Leer en español aquí

CANADIAN, Texas — Adam Isaacs stood surrounded by cattle in an old pasture that had been overgrazed for years. Now it was a jumble of weeds.

“Most people would want to get out here and start spraying it” with herbicides, he said. “My family used to do that. It doesn’t work.”

Instead, Mr. Isaacs, a fourth-generation rancher on this rolling land in the northeast corner of the Texas Panhandle, will put his animals to work on the pasture, using portable electrified fencing to confine them to a small area so that they can’t help but trample some of the weeds as they graze.

“We let cattle stomp a lot of the stuff down,” he said. That adds organic matter to the soil and exposes it to oxygen, which will help grasses and other more desirable plants take over. Eventually, through continued careful management of grazing, the pasture will be healthy again.

KEEP READING ON NEW YORK TIMES

Qué es la agricultura regenerativa y cuáles son sus ventajas

La agricultura regenerativa forma parte de la creciente atención por la producción de alimentos respetuosos con el medio ambiente, cada vez más apreciada por los consumidores.

La base de está idea es que el trabajo humano debe encajar de forma armoniosa y positiva en el equilibrio natural, sin explotar la naturaleza, trabajando para recuperar la fertilidad de la tierra.

Hoy hablamos de ¿Qué es la agricultura regenerativa y cuáles son sus ventajas?

Qué es la agricultura regenerativa.

Dentro de las filosofías relativas a la producción agroalimentaria, en los últimos años se ha consolidado la agricultura regenerativa, o agricultura orgánica-regenerativa, un método de reconversión que combina técnicas modernas y conocimientos ancestrales.

En la raíz de este enfoque está la idea de colaborar con la naturaleza -abandonando el deseo de dominarla- para regenerar el suelo, sin empobrecerlo ni contaminarlo, como en cambio ocurre cuando se aplica una agricultura intensiva muy agresiva, con el uso de fertilizantes, agroquímicos y grandes movimientos de tierras.

CONTINUE LEYENDO EN PORTAL FRUTICOLA

Livestock’s Role in a Changing Climate

Edward Bork’s research surrounding how livestock grazing affects soil carbon has made him a believer in the beneficial role cattle can potentially play in a changing climate.

“Because their grazing contributes to the concentration of carbon in the soil – a helpful process – livestock can be a tool to help reduce atmospheric carbon and thus mitigate climate change,” says Bork, director of the Rangeland Research Institute, University of Alberta.

Cattle critics say otherwise, calling for decreases in numbers or even elimination of ruminants as a means of reducing the greenhouse gases contributing to climate change. They point to the methane cattle emit as a key polluter of the atmosphere. Methane is a potent greenhouse gas that ruminants put out as part of their digestive process.

Bork calls for a balanced view, one that weighs the drawbacks against the benefits.

“Pointing the finger at methane emissions of livestock is a convenient excuse people use,” he says. “It’s a red herring to claim that cattle are destroying the planet and ignores the fact that these grasslands evolved with grazing – and even depend on it to exist.

KEEP READING ON SUCCESSFUL FARMING

Ganadería regenerativa: restaurando la biodiversidad del suelo para combatir el cambio climático

Una pradera sana requiere que el suelo contenga los minerales y microorganismos adecuados para su desarrollo. Para esto es esencial la materia orgánica, que por lo demás, es la principal responsable de la retención de agua en el suelo y proviene de la descomposición de los residuos de plantas, animales y microorganismos del subsuelo y micorriza (ambiente que rodea a las raíces).

Actualmente, casi la mitad de los suelos (49,1%) de Chile presentan erosión, especialmente en la zona centro de nuestro país y de acuerdo con los estudios que existen sobre el tema, el sector agropecuario es uno de los principales emisores de gases de efecto invernadero, que junto con los efectos del uso de tierras, están entre las principales causas del calentamiento global.

Además, la agricultura y la ganadería contribuyen directamente a las emisiones de gases de efecto invernadero por medio de las técnicas empleadas para el cultivo de granos y monocultivos, y la cría de ganado.

CONTINUE LEYENDO EN EL MOSTRADOR

Plant Biodiversity Suffers Without Livestock Grazing, Says Expert

On the back of a recent European Commission-funded report which called for nuance in the livestock vs environment debate, EURACTIV took a look at the importance of EU grasslands and the role of livestock in maintaining them.

The report, published in October, comes amidst increasing debates over the role of livestock and the sustainability of the agricultural sector.

Although it does not shy away from pointing out the significant contribution of the livestock sector to environmental issues, the report highlights that the debate over meat is not a clear cut one, stressing the need to avoid “oversimplification”.

“The study invites the reader to avoid oversimplification of the debate around the livestock sector and its impact,” the executive summary of the report reads, concluding that it is not possible to consider livestock as a whole.

“Livestock plays a key role in land use that can be either positive or negative at local and global level,” it adds.

KEEP READING ON EURACTIV