Posts

Restoring Depleted Soils with Cattle

Michael Thiele’s mission today is to acquaint more farmers and ranchers with a holistic view of agriculture.

Thiele grew up on a farm west of Dauphin, Man., just north of Riding Mountain National Park. His father had a small grain farm and a few cows.

“We were busy trying to farm and make a living and like all the other farmers around us, we were creating a monoculture of grain crops — mostly wheat, canola, oats and barley,” says Thiele.

“When I went to university, I thought soil was simply dirt,” he says. People didn’t realize how alive soil is, teeming with life and activity, and how much we depend on a healthy soil system. Now Thiele is trying to help producers understand that the way we farmed created unhealthy soil.

In his part of Manitoba there were rich, fertile soils with 10 to 14 per cent organic matter. “But those soils are now between two and four per cent. 

KEEP READING ON CANADIAN CATTLEMEN

How Regenerative Land and Livestock Management Practices Can Sequester Carbon

For people who want to help address climate change through their daily choices, many media headlines point to avoiding meat as the biggest way to reduce their impact. With livestock as one of the biggest contributors to greenhouse gas emissions, it might seem that if we only eliminated animals in food production — cows, in particular — we’d save the planet. Meatless meat is exploding in popularity — even Burger King and White Castle have started offering meatless burgers on their menus. Still, despite good intentions, a blanket censure against cattle leaves out a big part of the story: humans. How animals are raised and managed by humans makes the difference in beef’s climate impact.

Contrary to conventional wisdom, a 2017 life cycle assessment (LCA) conducted with one of EPIC Provisions’ beef suppliers, White Oak Pastures, gives evidence that regeneratively managed cows actually can help sequester carbon in the soil.

KEEP READING ON GREENBIZ

Entrevista a Darren J. Doherty: Programa REXi, El Plan Keyline® Y La Plataforma Regrarians®

Traducción: Gerardo Ruiz Smith

Recientemente un reportero de una revista de agronegocios de Sudamérica le hizo una entrevista a Darren J Doherty acerca del los Cursos REXi de Planificación Integral de Ranchos, el Plan de Keyline australiano y la Plataforma Regrarians.

– ¿Qué es el Plan Keyline y cómo se aplica a los ranchos fuera de Australia?

El Plan Keyline fue desarrollado en los años 1940 a 1970 por el geólogo minero australiano PA Yeomans (1905-1984). Sus libros fueron los primeros escritos sobre la planificación integrada y holística de ranchos y fincas. Fueron bestsellers en Australia.

La metodología se centra en el objetivo principal de controlar el agua en los paisajes agrícolas. Controlando la gota de lluvia, controlando la tormenta y controlando el riego.

Un plan de Keyline se centra en la ‘Escala de Permanencia de Keyline’ (KSOP). Esta escala establece la prioridad de los diferentes elementos para planificar en relación con su permanencia relativa en el siguiente orden (mayor – menor permanencia):

1. Clima 

2. Forma de la tierra 

3. Suministro de agua 

4. Caminos rurales 

5. Arboles 

6. Edificios permanentes 

7. Cercos de subdivisión 

8. Suelos

La Plataforma Regrarians® está adaptada de la Escala de Permanencia de Keyline y continúa la práctica de considerar la permanencia relativa de los elementos en el desarrollo de los planes de los terrenos y del emprendimiento: ” El Plan Regrarians”.

Todos los paisajes agrícolas del mundo se beneficiarían de la aplicación de El Plan Keyline / Plataforma Regrarians. Su consideración de la ubicación relativa, armoniosa y juiciosa de los elementos, junto con sus estrategias para aumentar la disponibilidad de agua en los terrenos, arreglos y accesos eficientes, y el carbono del suelo, son estrategias universalmente aplicables y rentables.

– ¿Invertir en la planificación de un rancho solo para que sea vea mejor o sea más eficiente?

Las tierras que se planifican de acuerdo con el Plan Keyline / Plataforma de Regrarians son inherentemente hermosas y eficientes. En este marco de planificación, la topografía (Forma de la Tierra) del paisaje determina en gran medida el diseño de todos los elementos de desarrollo, ya sean presas de riego, caminos agrícolas, hileras de árboles, edificios y cercas. Los suelos fértiles no se erosionan y la fotosíntesis se lleva a cabo por periodos más largos a lo largo del año, por lo que el paisaje agrícola de Keyline / Regrarians es un paquete completo.

– Antes de invertir en un proyecto de planificación de una granja, ¿se necesita saber cada detalle del sistema de producción?

No creo que esto sea completamente necesario ya que los planes de las personas cambian, al igual que los objetivos de los administradores de tierras que controlan el proyecto. Sin embargo, aconsejamos a las personas que sean muy claros sobre los objetivos principales de su empresa y que limiten el número de empresas que desean establecer, sin agregar ninguna nueva hasta que la primera se haya establecido y sea exitosa.

Los detalles surgirán cuando presione botón de ‘INICIAR’ y esta es la razón por la que el monitoreo y la replanificación a partir de la retroalimentación son tan importantes ya que siempre surgirán resultados no deseados y habrá fluctuaciones en el clima y los mercados.

– ¿Las operaciones de ganadería mal planificadas son un problema recurrente en todo el mundo?

Sí, en particular los las operaciones en las que su producción no está basada en pastos. Las operaciones de confinamiento están subsidiadas por el suministro de energía fósil a un costo relativamente bajo y en poco tiempo esa parte terminará. Por lo tanto, los productores deberían de regresar lo antes posible a sistemas de producción que utilicen la energía solar (es decir, la fotosíntesis), ya que las calorías de energía consumida para producir un kg de producto serán menores, al mismo tiempo esto reduce considerablemente la mano de obra, la infraestructura y los costos de insumos.

Además, existe una creciente falta de adaptabilidad del ganado a los forrajes disponibles, ya que los esfuerzos de reproducción están más en sintonía con el terminado con grano que con el terminado con pasto. La mayoría de los ganaderos son administradores extensivos y no intensivos, por lo que las tasas de producción y la rentabilidad son más bajas de lo que podrían ser. En general, estos animales se están volviendo menos resistentes a las enfermedades y más dependientes de los productos farmacéuticos, aumentando su costo de producción y dejando paisajes pastoriles que se degradan en lugar de regenerarse mediante el impacto y la interacción adecuada de los animales.

– ¿Es un hecho que los caminos vehiculares y otras infraestructuras agrícolas a menudo se construyen en lugares inadecuados? ¿Por qué sucede eso?

En 1979, PA Yeomans dijo: “…el agua es el principal medio de planificación; el agua antes que los caminos, las cercas y todo. Si logras manejar el agua correctamente, obtienes los caminos correctos y plantas los árboles en el lugar correcto. Y nadie hace eso …”. El Sr. Yeomans también dijo: “… la única cerca que la mayoría de los productores construyen en la ubicación correcta es la cerca perimetral …”

La ubicación de los caminos es una consideración realmente importante en cualquier paisaje (agrícola), no solo por el acceso que brindan, sino también para limitar la fuente de escorrentía y erosión de sedimentos y también por su potencial de ser una fuente confiable de agua que puede ser cosechada y dirigida a las represas de los ranchos.

La mayoría de los caminos agrícolas que encontramos están mal posicionados y mal construidos. Un camino que se coloca a lo largo de la cresta de una ladera cuesta menos que un camino que no lo hace. Un camino que tiene un gradiente suave y el perfil correcto puede ser una estructura eficiente y de bajo costo para la recolección de agua. Un camino rural bien hecho cuesta lo mismo que uno mal hecho y los costos de mantenimiento y los efectos de erosión son mucho, mucho menores.

De nuevo, seguir el Plan Keyline / Plataforma de Regrarians permite superar estos problemas.

– ¿Cuáles son los errores más comunes que las personas cometen?

Los errores más comunes que vemos son los siguientes (usando la plataforma Regrarians como guía):

1. Clima 

• Falta de planificación empresarial coherente y desarrollo del contexto humano.

• Productores que no tratan la agricultura como una profesión y, por lo tanto, no buscan mejorar continuamente sus habilidades, a ellos mismos, ni su panorama y perspectivas.

2. Geografía

• Un mapeo pobre del territorio – especialmente de topografía y características existentes.

3. Agua

• Falta de integración entre fuentes de agua. 

• Bajos porcentajes de cobertura del suelo. 

• Bebederos fijos en lugar de móviles.

4. Acceso

• Mala ubicación 

• Falta de perfiles adecuados en los caminos vehiculares.

• Falta de integración con los depósitos de agua superficial. 

• Falta de enfoque en telefonía adecuada (especialmente internet).

5. Forestal

• Mal diseño, gestión y ubicación de franjas rompevientos. 

• Pobre preparación de la tierra previa a la siembra.

• Siembra de especies de bajo valor.

6. Edificios

• Mal colocados e integrados. 

• Construcción de edificios fijos de alto costo en lugar de edificios portátiles de bajo costo y de usos múltiples.

• Falta de atención a la eficiencia energética.

7. Cercos

• Sistemas mal colocados que carecen de flexibilidad. 

• Técnicas caras de construcción.

8. Suelos

• Bajos niveles de cobertura del suelo y atención a la mejora de la función del paisaje (es decir, estabilidad del suelo, infiltración de agua de lluvia / riego y ciclo de nutrientes).

• Falta de planes holísticos de pastoreo y cultivo.

9. Economía

• Falta de planificación financiera holística.

• Publicidad que no está fundamentada en el marketing. 

• Falta de planificación adecuada de la sucesión generacional.

10. Energía

• Falta de consideración o planificación para futuros desafíos de suministro de energía.

• Falta de enfoque en la extensión de los periodos de fotosíntesis a lo largo del año. 

• Poca o ninguna planificación para reducir los insumos de energía.

– ¿Cómo afectan estos errores a la eficiencia de un rancho?

Los costos de producción aumentan, ya sea por tener miembros insatisfechos dentro del equipo o por el alto costo del capital y mantenimiento, el aumento de los costos por unidad de producción a partir de diseños y sistemas de apoyo ineficientes, la dependencia de insumos externos debido a la mala gestión del suelo, los rendimientos bajos debido a la mala comercialización y costos adicionales debido a la dependencia de fuentes de energía que no son renovables.

– ¿Cuáles son los puntos más importantes a considerar para hacer una empresa agrícola exitosa?

Al observar los errores comunes descritos anteriormente, podemos ver claramente que enfocarse en el opuesto de estos efectos resultará en un mayor éxito. Dicho esto, creemos que no se puede medir lo que no se monitorea y que la mayoría de las personas no tienen claro qué significa para ellos el “éxito”.

Es por esto que es importante para las personas definir qué significa realmente el éxito en sus vidas, en sus negocios y en su entorno, y en poder redefinir esto con el tiempo a medida que cambia la vida, cambia el entorno empresarial y también lo hace la ecología y la función de su entorno. – Nada va a seguir igual.

– ¿Cómo influyen el clima y los patrones climáticos de una región en una empresa agrícola?

Considerablemente si no se ha planificado el proyecto teniendo en cuenta el clima desde el principio. En la planificación nos basamos en los peores escenarios climáticos que históricamente se ha experimentado e intentamos construir sistemas / empresas que sean tan resilientes al clima como sea posible.

El Plan Keyline se fundó en el principio de que cada agricultor tiene suficiente agua para superar las sequías que han devastado el continente australiano desde siempre. Uno de los resultados típicos del cambio climático en todo el mundo han sido los extremos cada vez mayores de los patrones y eventos climáticos, la australización de los patrones climáticos globales se podría decir.

Cualquier esfuerzo por comprender los posibles escenarios y planificar alrededor de ellos es una piedra angular de la Planificación Keyline / Regrarians.

– El “clima” de las personas involucradas en una empresa agrícola es otra cosa en lo que es necesario enfocarse: ¿Por qué?

La agricultura es el negocio de producir alimentos, fibras y cultivos energéticos para satisfacer la demanda de los consumidores mediante la aplicación de mano de obra, tecnología y capital a los paisajes. En consecuencia, las empresas agrícolas en todas las partes de la cadena de valor siempre van a involucrar humanos y, por lo tanto, se debe considerar su “clima”.

Los mercadólogos hacen esto entendiendo y dirigiendo / coleccionando / respondiendo a las tendencias de compra. Los gerentes lo hacen cultivando lugares de trabajo y prácticas saludables. Las familias lo hacen teniendo valores sólidos y alentando el tipo de comportamiento que resultará en que las generaciones futuras deseen y tengan un futuro.

Un buen comienzo es formar una cultura que acepte la retroalimentación y trabaje a partir de ella, además de reuniones que permitan mejorar la operación y la misma empresa, involucrando a cada individuo. Es importante que todos los miembros tengan claros sus propios objetivos y sus roles, y que ellos mismos hayan ayudado a determinar la descripción de su puesto.

– ¿Utiliza el Feng Shui algún otro método de armonización en los entornos agrícolas?

Supongo que, aunque personalmente no estoy informado por la metafísica cuando se trata de la aplicación del Plan Keyline / Regrarians.

La armonía del paisaje es definitivamente una característica de la aplicación de nuestro estilo de planificación, principalmente porque usamos el análisis de la topografía de un paisaje para determinar la ubicación de toda la infraestructura agrícola. Como resultado, casi toda esta infraestructura está en algún tipo de alineación simbiótica, y de hecho sinérgica, con la armonía como un subproducto fundamental.

– ¿Qué precauciones deben considerar los administradores de tierras para diferentes tipos de suelo?

Todos los suelos tienen una capacidad de mejora y hasta que no se realicen trabajos para mejorar su estabilidad, estructura, infiltración y ciclos de nutrientes, no nos hemos dado cuenta de su capacidad. Cuando hacemos eso como una actividad de primer orden, podemos entender mejor qué precauciones debemos tener en cuenta y qué tipo de usos de la tierra pueden soportar.

Los métodos convencionales de clasificación de la capacidad de la tierra ‘aceptan’ un suelo tal como es y prestan poca o ninguna atención a cómo podría ‘ser’ si se mejoraran. Dicho esto, este tipo de clasificación es un buen punto de partida y de alguna manera es una guía para determinar el uso de suelo de bajo riesgo.

Cualquiera sea el caso, un enfoque en el mantenimiento de la cobertura del suelo, ya sea mediante el aumento del área basal y la diversidad funcional de las plantas perennes, o mediante la adecuada cobertura de materia orgánica y actividad microbiana, es absolutamente importante que los productores tengan usos de la tierra que estén siempre mejorando la función del suelo del paisaje y la biodiversidad.

– ¿Dónde están los mejores lugares para ubicar represas / bordos de almacenamiento de agua?

Generalmente en las partes más altas del paisaje donde se puedan colocar los almacenes de menor costo.

En el Plan Keyline / Regrarians esto se determina durante el análisis de la topografía del paisaje de un rancho. Nuestro proceso es, primero, determinar los almacenes potenciales más elevados y luego revisar una lista de preguntas para determinar si de hecho se llenará el almacenamiento propuesto, si conservará el agua y si está dimensionado adecuadamente para cumplir con el propósito para el cual se está construyendo. Con esto, a veces buscamos mejorar el tamaño, la efectividad y la confiabilidad de las áreas de captación mediante la construcción de conexiones a caminos con pendiente que son fuentes altamente eficientes de escorrentía.

Una característica clave de la Planificación Keyline / Regrarians es que la capa de agua y la capa de acceso (caminos) se planean de manera muy cercana una de la otra.

– La colocación de corrales / áreas de manejo es a menudo una gran pregunta para los ganaderos. ¿Cuál es la mejor ubicación para ellos?

Los corrales se ubican mejor en sitios con buen drenaje de agua y lo más accesibles posible. En las propiedades más grandes, los corrales tienen el propósito interno de separar las diferentes clases de ganado y, por lo tanto, a menudo se ubican de manera céntrica y buscando integrarlos lo mejor posible con los callejones del sistema de cercado.

Los corrales cuyo propósito es la llegada y salida del ganado se ubican lo más cerca posible de los caminos externos de la propiedad para que los camiones puedan entrar y salir fácilmente. Estos corrales también deben integrarse con el sistema de callejones del rancho para que se utilice la menor cantidad de mano de obra y se aplique el menor esfuerzo para mover el ganado.

Se debe considerar el diseño del corral, personas como la Dr. Temple Grandin y el fallecido Bud Williams han desarrollado excelentes plantillas para corrales de todos los tamaños y para todos los ungulados.

– Cuando se trata de caminos agrícolas, ¿qué recursos de lectura recomiendas?

El Capítulo de Acceso del Manual de Regrarians (Capítulo # 4) es un excelente recurso para todo tipo de caminos agrícolas. De lo contrario, el manual de la Coalición de Quivira, ‘Low Standard Rural Roads’ también es uno de nuestros favoritos.

– ¿Se pueden modificar el diseño de ranchos existentes? ¿Cuesta más?

Siempre trabajamos con el principio de “… no tirar al bebé con el agua del baño …”.

En cualquier caso, las modificaciones que podemos sugerir dependen de la escala y el tipo de infraestructura que se está instalando. Por ejemplo, nuestro consejo general para los ganaderos es concentrarse en la instalación de sistemas de cercas eléctricas altamente flexibles y de bajo costo que funcionen con las fuentes de agua disponibles. A partir de esto, un enfoque en la gestión del pastoreo es un enfoque primario. Esta es generalmente una táctica de muy bajo riesgo que proporciona mejoras inmediatas en la rentabilidad y la función de paisaje. El monitoreo también es algo que recomendamos desde el principio, ya que ayuda a informar a la infraestructura más costosa y permanente que puede seguir.

Adicionalmente, la metodología de Manejo Holístico y sus preguntas de prueba para la toma de decisiones son muy útiles para determinar lo que debemos y no debemos construir. Con demasiada frecuencia, construimos infraestructura sin hacer las preguntas correctas de por qué deberíamos hacerlo, preguntas que tienen en cuenta las preocupaciones sociales y ambientales, junto con las preocupaciones financieras más habituales.

– ¿La planificación de ranchos se realiza siempre en el contexto de ganadería regenerativa o existen otras estrategias?

La planificación de Keyline / Regrarians es siempre en respuesta al contexto y la capacidad de la empresa individual y el paisaje. Hay combinaciones casi infinitas para ambos, por lo tanto, los tratamientos y procesos para determinar qué estrategias y tácticas aplicar, siempre son individualizados. 

Sin embargo, en general, si el enfoque de la empresa es el ganado y la gente ha acudido a nosotros, entonces están por defecto considerando el paquete ‘típico’ de tratamientos, estrategias y tácticas de Keyline / Regrarians.

Si la empresa no tiene ganado, entonces el enfoque y el conjunto de tratamientos serán diferentes. Sin embargo, siempre haremos la pregunta al administrador de tierras acerca de cómo podría integrarse el ganado, tal es su valor para el sistema. Si no quieren tener ganado, tenemos que encontrar formas de mantener la fertilidad y la rentabilidad a largo plazo sin ellos.

– ¿Qué es el REXi y por qué decidiste ofrecer este curso?

El REXi es un entrenamiento ‘híbrido’ de planificación agrícola, donde los participantes trabajan tanto en el sitio como en línea para desarrollar su propio plan Keyline / Regrarians para su rancho o proyecto agrícola.

A medida que el acceso a Internet rural ha aumentado increíblemente en los últimos años, y a medida que la próxima generación de productores se vuelve más activos como administradores de tierras, hemos respondido creando un programa de capacitación a bajo costo con un año de soporte en línea, tanto de nuestra parte como de la creciente base de miembros internacionales de productores y profesionales de Regrarians.

Regrarians solo imparte capacitaciones en sitios donde somos invitados. Todos los anfitriones de la gira de este año han completado algún tipo de capacitación en planificación de ranchos con Regrarians y han seguido siendo miembros activos de Regrarians Workplace, nuestra red profesional de productores y profesionales. Por años hemos estado hablando sobre la idea de que Regrarians realice este tipo de entrenamiento más corto en planificación agrícola y este año ha funcionado para todos nosotros.

– ¿Qué tipo de contenido podemos encontrar en la Plataforma de Regrarians?

Como se mencionó anteriormente, la plataforma Regrarians está adaptada de la escala de permanencia Keyline desarrollada por PA Yeomans en 1958.

En los 61 años desde 1958, el mundo ha cambiado radicalmente, al igual que las mejores prácticas en la agricultura. También consideramos que la Escala de Permanencia Keyline de Yeomans no era “holística”, ya que no consideraba los dominios sociales y financieros, ni incluía la consideración de la generación y el almacenamiento de energía. 

En consecuencia, la Plataforma Regrarians se ocupa de lo siguiente:

1. CLIMA –Tú, Empresa, Regulaciones, Riesgo, Clima.

2. GEOGRAFÍA –Forma del Terreno, Componentes, Demografía, Proximidad, Capacidad, Mapeo.

3. AGUA: Almacenamiento, Recolección, Reticulación, Tratamiento.

4. ACCESO – Caminos, Senderos, Mercados, Servicios Públicos, Gente.

5. FORESTAL –Flora, Fauna, Hongos, Bloques Forestales, Rompevientos, Sabana, Huertos, Bosque Natural.

6. EDIFICIOS – Hogares, Cobertizos, Portátiles.

7. CERCOS: Permanentes, Corrales, Eléctricos, Vivos, Temporales.

8. SUELOS – Pastoreo Planeado, Cultivos, Minerales, Fertilidad.

9. ECONOMÍA – Análisis, Tácticas, Estrategia, Cadena de Valor.

10. ENERGÍA – Fotosíntesis, Generación, Almacenaje, Maquinaria.

Más información sobre los entrenamientos REXi en la página web de cursos REXi.

Study: White Oak Pastures Beef Reduces Atmospheric Carbon

BLUFFTON, Ga., May 1, 2019 /PRNewswire/ — Will Harris is many things to many people. To chefs and foodies, he is a legendary farmer producing some of the world’s best pasture-raised meats infused with the terroir of south Georgia. To athletes, body-hackers, and health-conscious consumers, he is the owner of White Oak Pastures, which ships humanely-raised, non-GMO, grassfed proteins to their doorsteps. To the communities surrounding Bluffton, Georgia, he is one of the last good ole’ boys and the largest private employer in the county. To his colleagues in agriculture, he’s a renegade and an inspiration. But Will Harris’ legacy might turn out to be something else entirely. He may be remembered as the cattleman who figured out how to enlist cows in future generations’ struggle to reverse climate change.

Industrial-Sized Cow Farts

Almost everyone these days has been educated that carbon emissions from industrialized beef production are a startlingly large contributor to man-made climate change.

KEEP READING ON PR NEWSWIRE

Is Regenerative Agriculture the Answer to the Guilt-Free Burger?

In sustainability circles familiar with programs such as Meatless Monday and author Michael Pollan’s often quoted words — “Eat food, not too much, mostly plants” — the message to eat less meat is a known adage. The recent update on dietary guidelines from medical journal Lancet reinforces this message and stresses that agriculture accounts for roughly a quarter of all greenhouse gas (GHG) emissions, most produced by raising of cattle and lamb.

In early April, the Grassfed Exchange conference provided a different message, that restorative or regenerative agriculture — which includes grass-fed, pasture-raised beef — is part of the solution to climate change. I must confess that my body craves a good hamburger every once in a while, and when I indulge this craving, I often feel a twinge of guilt. Last weekend, when I ordered a Marin Sun Farms grass-fed, pasture-raised burger, here are three reasons why I didn’t feel guilty:

KEEP READING ON GREENBIZ

Grassland Ecology 101 for Vegans and Synthetic Meat Marketers

First, congratulations on your commitment to making the world a better place. It’s not always popular (or safe) to take a stand on principle when the rest of the world is unaware or insensitive to matters you find extremely important.

However (you knew that was coming), many of your arguments and statements about global ecology have been clouded by a misunderstanding perpetuated by biotech and global corporate agricultural interests. Briefly, let’s look at the two big Red Herrings. Afterwards, I will suggest a path forward to bring strength and resilience to the plant-based movement. [Read Part 2 at https://www.linkedin.com/pulse/grassfed-ecology-101-vegans-calling-change-makes-sense-alan-lewis]

Grassland ecology is quite simple.

  1. Grass puts green leaves upward and roots downward during the growing season. The leaves use air, water and sunlight to make sugars. The carbon and water are stored in the roots as carbohydrates: carbon + water.
  2. If the plant is a food crop, we can often eat the leaves, stem and roots and derive lots of nourishment from them. If the plants are mainly cellulose, our stomachs have no way to digest them.
  3. Grasses (and other plants) evolved with ruminant animals. Ruminants have extra stomachs and sturdy mouths to break down, ferment and digest the cellulose in grasses so the nutrients in them can be absorbed and converted to meat, fat and energy for the animal. What’s left is piss and poop, burps and farts.
  4. Grass must be eaten down by ruminants to survive. Without grazing, grasses grow high, desiccate and oxidize. They slough off their roots and after a few years stop growing altogether. By grazing most of the plant leaves and moving on to new pastures,ruminants revitalize grasslands. Without grazing, the land dies.
  5. Grass is not just what you see above ground. Perennial grasses put down deep roots during the growing season; around the roots a universe of biological activity occurs. The roots exude sugars to attract the previously unconnected microbes and fungi underground. These organisms network themselves and begin to breakdown bedrock into minerals the plant’s roots can absorb. The plant can signal for nutrients and water, or tell the underground miners it is under attack and to create substances to help the plant fight insects and diseases
  6. After a grazing animal eats its leaves, the plant lets most of its root system go dormant. Later it begins growing new roots to reestablish its nutrient and immune support system underground. Here is the magic: the old roots, made of carbon and water, serve as the foundation of new topsoil. Carbon rich soil continues to generate biological activity underground. It forms a sponge that can absorb huge amounts of water from rainfall or flooding, which it slowly releases over time: drought tolerance and flood resilience. This process is critical to carbon sequestration. Health grasslands take carbon from the atmosphere and place it safely underground.
  7. Grasslands without ruminant herds moving from place to place are called deserts. The grass cannot survive. Herds that are left to roam and graze at will don’t hack it. Grasslands need animals to trample the soil crust, digest the leafy matter, deposit poop and pee, and then move on so it can resurrect itself and the soil below: managed grazing.

So where does that leave us? The Big Lie you have been told over and over is that plant-based foods will save the environment. Don’t eat meat! But notice that Mother Earth disagrees. She needs those animals, whether humans eat them or not. The Big Lie depends on you dismissing the natural laws of grassland ecology and focusing solely on industrial livestock practices. You know this one, so I’ll summarize.

Most meat animals are fed by growing GMO corn and soybeans in vast chemical-intensive monocultures that devastate the land (and farmers and rural communities, but I’ve covered that elsewhere). The animals are kept in concentrated feeding areas, served rations that are inappropriate to their digestive systems, fed antibiotics and hormones to make them grow faster, given medications to keep them somewhat healthy in horrible circumstances, then led off to slaughter without ever having set hoof on vegetation or having grazed fresh grass. Their contaminated manure is collected in fetid lagoons until it floods into waterways or is sprayed on fields. Yeah, that’s all horrible and it rightfully has led many folks, including not a few ranchers, to swear off meat. Agreed.

The problem is, many vegans and vegetarians have become convinced that concentrated animal feeding operations described above are the only standard by which to judge plant-based foods and synthetic meat. Nope. We need to judge what we eat based on the best practices of livestock husbandry as it is done in concert with natural systems that we as a species on this planet are fundamentally dependent on. We must have managed ruminant grazing to stop and reverse desertification. We must integrate livestock into agriculture to place atmospheric carbon back underground and provide protection against floods and droughts brought on by climate change. A plant-based diet, and anti-livestock advocacy, fails to take this ecological science into account.

After considering this article, take another look at the marketing messages used by synthetic meat companies like Impossible Burger. They state their product is fundamentally better than beef, but their measures are all based on bad industrial livestock practices. Let’s be blunt: if we all ate Impossible Burgers and abandoned livestock husbandry, the planet would die within a few years. Impossible Burger depends on your ignorance of Grassland Ecology 101. Comparing lab-grown meat only to industrial beef is the Red Herring that keeps the plant-based food movement from being taken seriously by real farmers and ranchers. When you repeat the claims of the makers of synthetic food, especially meat, you are repeating nonsense created by marketing teams and tested on people just like you.

Synthetic meat (and “heme”) is grown by organisms that have been genetically modified, and which are fed steeps derived from genetically modified crops. These are things the human species has never eaten or digested before. They are unregulated, unlabeled and undisclosed. It’s not normal, which is why the global biotech lobby is spending hundreds of millions of dollars on influence campaigns to make it seem normal.

Here’s what’s normal: ruminant animals grazing in a herd and moving along when the grass is sufficiently low. Happy health animals with no need for medicines or grain. Healthy soil with no need of fertilizers or herbicides. So, sure, go plant-based. But don’t fail to respect the plants.

It makes sense to advocate against the terrible practices of the livestock industry. It also makes sense to advocate for regenerative humane practices that global ecology depends on. And it’s not a bad idea to reduce consumption of good meat, too. The Earth can support a finite number of grassland animals.

Last word, to head off some comments. It’s true that there is no such thing as “humane” slaughter. I get that. I’ve seen cattle “put down” (shot through the head with a .357 magnum, in case the euphemism is offensive). You don’t get used to it. However (you knew that was coming), animals are going to die one way or another. It’s not “humane” either when an old cow or young calf is left to be attacked by predators, or when disease takes hold and an animal suffers at the edge of the pasture. If we are not going to kill and eat the animals, but we want to save our planet, we must accept their deaths either way. And if ranchers can’t harvest animals to pay the cost of managing herds and improving the soil, eating vegan will require a hefty tax to keep those farmers on the land and providing those services.

Otherwise, we better get used to a dry, sandy planet.

Reposted with permission from Alan Lewis

Regenerative Grazing: A Way Forward for Land and Reef

Dozens of fence line images were presented at the Reef Catchments Sustainable Grazing forum in Mackay on March 28, showing, on one side, strong dense pastures consistently out-performing neighbouring properties using traditional approaches. Some of the most compelling images came from properties in drought regions, where the vastly improved water-holding capacity created by lively soils and strong, deep root structures of regenerative grazing pastures meant there was still coverage on those paddocks.

The forum featured speakers covering a range of topics around grazing, including a compelling big-picture presentation on philosophy and the broader implications of regenerative grazing around climate and land management from special guest, grazier and author Dr Charles Massy.

David McKean from Resource Consulting Services (RCS) gave a highly practical outline of key considerations and techniques in regenerative grazing, including a range of case studies from various climate and landscape types.

KEEP READING ON WEEKLY TIMES

Dispatch From the Chihuahuan Desert Grasslands

[ English | Español ]

Author: Judith D. Schwartz | Posted on: August 19, 2015

A drive through Mexico’s Chihuahuan Desert grasslands offers vast, near-boundless vistas—and a glimpse of a landscape in the balance. Passing the ejidos, communal farmland given to people as part of land reforms after the Mexican Revolution, one sees land with sparse annuals and brush and the occasional flaca vaca: a skinny cow, often barely alive. Then there are the huge tracts of brown, bare ground, where Mennonite farmers employ intensive agriculture.

My guide, rancher Alejandro Carrillo, has watched this landscape degrade, nearly in real time. “When I was growing up this was the best land in the area, with grama grass up to that wire,” he tells me, gesturing to an indifferent brownish weedy plot lined with waist-high fencing and dotted with random brush, a far cry from the lush pasture he remembers. The consequences of land deterioration throughout Mexico’s largest state have been devastating to local communities as well as to wildlife—particularly to migratory grassland birds that winter in the region and whose populations have plummeted, among some species more than 80 percent. And yet Carrillo’s ranch, Las Damas Ranch, is an oasis of bird life. Carrillo, who has holistically managed Las Damas Ranch since 2006 after leaving a successful career in IT, now works with bird conservation groups to create habitat for the endangered birds. He and several other ranchers who practice Holistic Planned Grazing have established research and conservation partnerships with organizations including the Rocky Mountain Bird Observatory, the American Bird Conservatory and Mexico’s Pronatura.

KEEP READING ON SAVORY

Revolutions Start From The Bottom

Our food choices are deeply connected to climate change. Unbroken Ground, a compelling new Patagonia Provisions film directed by Chris Malloy, explains the critical role food will play in the next frontier of our efforts to solve the environmental crisis.

This film explores four areas of agriculture that aim to change our relationship to the land and oceans. Most of our food is produced using methods that reduce biodiversity, decimate soil and contribute to climate change. We believe our food can and should be a part of the solution to the environmental crisis – grown, harvested and produced in ways that restore our land, water and wildlife. The film tells the story of four groups that are pioneers in the fields of regenerative agriculture, regenerative grazing, diversified crop development and restorative fishing.

WATCH THE FILM ON PATAGONIA PROVISIONS

Solving Climate Change with Holistic Management

Author: Blain Hjertaas

Fact 1

Carbon is becoming recognized as one of the most significant factors facing mankind. The Keeling observatory in Hawaii began measuring C02 in 1958. At that time the C02 level was 312 PPM. Today we have passed 400 PPM. Significant effort has been expended in talking about limiting future C02 emissions, but to this date no one has talked about reversing the process. The world will continue to warm unless the process is reversed.

Fact 2

Carbon is held in vegetation, soil, oceans and the atmosphere. We know the atmosphere can hold more but we are learning the consequences of this. The oceans hold the most but they are becoming more acidic as their load increases, causing alarm for coral ecosystems. The safe place to store carbon is to increase the organic content of the soil. Agricultural soils on the eastern prairies averaged 12% organic matter at settlement. Today these same soils are between 4-6%.

Fact 3

There is an increasing awareness in the world that something needs to be done about this issue. To date, there has been much discussion about how to limit the problem but nothing on how to solve it. This proposal is a solution.
Fact 4

The Soil Carbon Coalition has been measuring carbon change over time across North America. There are close to 300 sites being monitored with 30 in Western Canada. Some of the early indications are that increasing carbon content in soil is more rapid than originally thought. The first tests were done in 2011 and retested in 2014. All farms are located in South East Saskatchewan. The results ranged from a high of 48.85 tonnes per hectare per year of C02 sequestered to a low of 1.17 tonnes of C02 per hectare per year. This are a very small data set; however these types of findings are being observed world wide as regenerative farmers begin to learn about the benefits of farming in such a way as to return carbon to the soil.

KEEP READING ON HOLISTIC MANAGEMENT CANADA