Recuperan suelos en La Toglla usando ramas de los árboles

Publicado por: El Universo

La Toglla, una comunidad ancestral de 700 habitantes, que ocupa 551 hectáreas en las faldas del Ilaló, en la parroquia Guangopolo del cantón Quito, impulsa el proyecto “Diseño y puesta en marcha de una nueva estrategia de Agradación de suelos y ambiente en el Ilaló”.

El objetivo es tener 15 hectáreas reforestadas y que en tres años la cangahua tenga una capa arable y cultivable para sembrar.

Hemos cedido una hectárea y media para sembrar penco y entre cada penco, sembraremos guarango. Con el penco se obtiene el mishqui, chaguarmishqui y todos sus derivados y con el guarango un pigmento para los artesanos que trabajan en cuero. El guarango es un espino, una leguminosa que ayuda a descompactar el suelo, cuenta. Con el Gobierno de la provincia buscamos sembrar y promocionar el mishqui (tequila) como bebida símbolo de la provincia, dice Jaime Paucar, presidente del Consejo de Gobierno de la Comunidad La Toglla.

LEER MÁS AQUÍ

Alíate con las bacterias: por tu salud y por el planeta

Publicado por: Cuerpo Mente

Microorganismos como bacterias y microbios no son potenciales enemigos o seres sin importancia, como se creía hasta ahora, sino que en ellos está la solución a muchos problemas de salud y del medio ambiente.

Microbiótica es una palabra inexistente en el diccionario. Para quienes la hemos acuñado o renombrado, significa “la visión amorosa y agradecida hacia los microorganismos que nos pueblan y que somos”. Y es que la vida no existiría sin ellos…

En la práctica, la microbiótica busca de forma consciente la comunicación con ese mundo invisible de los microorganismos con superpoderes regeneradores. Ellos (bacterias, microbios…) guardan las respuestas a los problemas medioambientales y de salud que padecemos en el planeta.

La batalla perdida contra las bacterias

La teoría de la evolución neodarwinista cree que la competencia es el motor de la evolución de las especies. Pero se ha demostrado que la simbiosis y ayuda mutua entre los seres vivos son en realidad las claves de la evolución. De hecho está en el origen de la vida.

LEER MÁS AQUÍ

Un proyecto europeo devuelve a Alto Campoo el carácter de estación de montaña

Publicado por: Redacción EFE Verde

Alto Campoo ha recuperado su carácter de estación de montaña gracias al proyecto europeo Life Econnect, que ha permitido la restauración ambiental de los terrenos afectados por la estación de esquí, la conectividad ecológica de espacios Natura 2000 de la Sierra Híjar y la Sierra del Cordel.

La vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, ha visitado Alto Campoo para conocer el resultado de este proyecto del Programa Life de la UE.

Tras cuatro años de trabajo del Ejecutivo, a través del departamento que dirige Díaz Tezanos y de CANTUR, junto a SEO/BirdLife, Alto Campoo se ha convertido en la primera estación de esquí con su propio Plan de Gestión de la Biodiversidad. La vicepresidenta ha destacado el éxito absoluto de esta iniciativa y se ha mostrado satisfecha de poder devolver a la montaña su aspecto natural, con praderías donde hasta ahora había pedregales, y conectando, además, dos áreas naturales que habían quedado separadas por la estación de esquí.

El director del CANTUR, Javier Carrión, ha calificado de “importantísimo este proyecto, que ya es una realidad”, ya que ha permitido “devolver al medio lo que era del medio”. “Nosotros teníamos cierta ‘culpa’ en la degradación de esta área y por eso somos los primeros implicados en este proyecto”, ha asegurado.

LEER MÁS AQUÍ

La guerra contra la agricultura familiar: “sutil, cruel y perversa”

Publicado por: Sputnik

La producción comunitaria de alimentos está amenazada por las grandes industrias agropecuarias. “Hay una guerra”, dijo a Sputnik Mauricio Vives, presidente de Graneco, una cooperativa uruguaya agroecológica que la FAO considera es una buena muestra de producción responsable. Según Vives, agricultura, comer sano y cuidar la tierra van de la mano.

El 70% de los alimentos del mundo son producidos por la agricultura campesina y sólo el resto es generado por empresas que, mayoritariamente, no se dedican a terminar con el hambre, sino a forrajes o a producir recursos para biocombustibles. Teniendo las cifras en cuenta, se podría pensar que la “guerra” mencionada por Vives la están ganando los agricultores comunitarios. Sin embargo, el panorama es bastante distinto.

El tipo de producción agroecológica de alimentos familiar generalmente no utiliza siembra directa, y en lugar de combatir la vegetación silvestre, “mal llamada maleza”, con químicos, antes de sembrar hace un laboreo del suelo.

LEER MÁS AQUÍ

Sembrando bosques donde hubo minería en Madre de Dios

Publicado por: El Comercio

Un proyecto de CINCIA propicia, a pesar de las grandes dificultades, el sembrado de árboles en zonas de Madre de Dios impactadas por la minería.

Mientras recorremos, comidos por numerosos mosquitos, la concesión minera ‘Paolita II’, manejada desde hace una década por el señor Pedro Ynfantes, de origen arequipeño, el ingeniero forestal France Cabanillas nos muestra con orgullo un terreno donde distintas especies arbóreas pugnan por crecer. Luchan por ganar un espacio, por darle nuevamente vida a una tierra antes cubierta por la floresta  y hoy convertida en un campo pelado por la minería en Madre de Dios.

—¿Y cuándo va a haber un bosque de nuevo?
—En años, quizás en unos 50 años ya pueda haber algo. Pero de todas maneras hay que hacerlo.

De momento, se aprecian unos empeñosos troncos, acompañados de unos cartelitos que avisan de qué planta se trata. Cerca de una carambola (Averrhoa carambola) hay un shihuahuaco (Dypterix micrantha), más atrás una mora (Morus nigra), delante de ellos un azúcar huayo (Hymenaea oblongifolia), a unos metros un camu-camu (Myrciaria dubia) y hacia la derecha un brote de la legendaria lupuna (Ceiba petandra).

LEER MÁS AQUÍ

Sembrando bosques donde hubo minería en Madre de Dios

Publicado: 29 de septiembre 2018

Publicado por: El Comercio

Un proyecto de CINCIA propicia, a pesar de las grandes dificultades, el sembrado de árboles en zonas de Madre de Dios impactadas por la minería.

Mientras recorremos, comidos por numerosos mosquitos, la concesión minera ‘Paolita II’, manejada desde hace una década por el señor Pedro Ynfantes, de origen arequipeño, el ingeniero forestal France Cabanillas nos muestra con orgullo un terreno donde distintas especies arbóreas pugnan por crecer. Luchan por ganar un espacio, por darle nuevamente vida a una tierra antes cubierta por la floresta  y hoy convertida en un campo pelado por la minería en Madre de Dios.

—¿Y cuándo va a haber un bosque de nuevo?
—En años, quizás en unos 50 años ya pueda haber algo. Pero de todas maneras hay que hacerlo.

De momento, se aprecian unos empeñosos troncos, acompañados de unos cartelitos que avisan de qué planta se trata. Cerca de una carambola (Averrhoa carambola) hay un shihuahuaco (Dypterix micrantha), más atrás una mora (Morus nigra), delante de ellos un azúcar huayo (Hymenaea oblongifolia), a unos metros un camu-camu (Myrciaria dubia) y hacia la derecha un brote de la legendaria lupuna (Ceiba petandra).

LEER MÁS AQUÍ

Descubre por qué los alimentos tienen cada vez menos nutrientes y vitaminas

Publicado: 05 de septiembre 2018

Publicado por: Hola México

La composición del suelo, los fertilizantes utilizados o la rotación de las cosechas son algunos de los factores que afectan a la calidad y sabor de los productos.

Tomates más rojos, manzanas brillantes, huevos idénticos… A pesar de que las estanterías están repletas de productos atractivos, la realidad es que tanta belleza no se refleja en el sabor ni en el valor nutricional de los alimentos. Especialmente en los países desarrollados, las dietas con productos naturales y frescos están siendo sustituidas por una alimentación rápida, artificial y, por consiguiente, vacía de nutrientes. Esas naranjas redondas y perfectas poseen menos cantidad de vitamina C que las de hace 50 años y esas coloridas cebollas no aportan la misma cantidad de selenio. Hay diferentes factores que pueden afectar al contenido en nutrientes de una verdura y que provocan que los alimentos que se consumen actualmente poco o nada tengan que ver con los que se ingerían hace medio siglo. Desde la composición del suelo, los fertilizantes utilizados y la rotación de las cosechas, hasta la madurez en el momento de la recogida y la variedad cultivada provocan que cada vez haya más alimentos, pero que alimenten menos.

LEER MÁS AQUÍ

Descubre por qué los alimentos tienen cada vez menos nutrientes y vitaminas

Publicado por: Hola México

La composición del suelo, los fertilizantes utilizados o la rotación de las cosechas son algunos de los factores que afectan a la calidad y sabor de los productos.

Tomates más rojos, manzanas brillantes, huevos idénticos… A pesar de que las estanterías están repletas de productos atractivos, la realidad es que tanta belleza no se refleja en el sabor ni en el valor nutricional de los alimentos. Especialmente en los países desarrollados, las dietas con productos naturales y frescos están siendo sustituidas por una alimentación rápida, artificial y, por consiguiente, vacía de nutrientes. Esas naranjas redondas y perfectas poseen menos cantidad de vitamina C que las de hace 50 años y esas coloridas cebollas no aportan la misma cantidad de selenio. Hay diferentes factores que pueden afectar al contenido en nutrientes de una verdura y que provocan que los alimentos que se consumen actualmente poco o nada tengan que ver con los que se ingerían hace medio siglo. Desde la composición del suelo, los fertilizantes utilizados y la rotación de las cosechas, hasta la madurez en el momento de la recogida y la variedad cultivada provocan que cada vez haya más alimentos, pero que alimenten menos.

LEER MÁS AQUÍ

Para la Naturaleza siembra unos 12,000 árboles después del huracán María

Publicado: 16 de septiembre 2018

Autor: Gerardo E. Alvarado León

Publicado por: El Nuevo Día

A través de su programa Hábitat, busca devolver el verdor que se perdió tras el paso del ciclón.

Con la ayuda de 1,800 voluntarios, la organización sin fines de lucro Para la Naturaleza ha sembrado unos 12,000 árboles en toda la isla como parte de su programa Hábitat, creado en respuesta a los daños causados por el huracán María hace un año.

“Están sembrados y en proceso de acompañamiento”, dijo el presidente de Para la Naturaleza, Fernando Lloveras, en referencia al mantenimiento y cuidado adecuados para que las pérdidas sean mínimas.

Hábitat, que tiene como meta la siembra de 750,000 árboles en siete años, da a los ciudadanos un rol protagónico. Por eso, en las siembras han participado 33 escuelas y universidades, 30 organizaciones sin fines de lucro y comunitarias, y 15 auspiciadores o colaboradores corporativos.

En total, los voluntarios han donado más de 11,000 horas.

“Esto ha generado toda una dinámica muy buena. Hábitat es un programa de recuperación ecológica… es mucho más que siembra. Estamos sembrando muchos árboles y acompañándolos en su recuperación, y las siembras están atadas a la parte educativa. Las comunidades están aprendiendo sobre ecosistemas, las especies y sus beneficios sociales y económicos”, resaltó Lloveras.

LEER MÁS AQUÍ

América Latina Debe Salvar Sus Suelos Por El Bien Del Planeta

Publicado: 12 de septiembre 2018

Publicado por: Expansión

Al aprovechar la capacidad natural del planeta de absorber y almacenar carbono, podemos ofrecer hasta un 30% de las soluciones al cambio climático, comenta Joao Campari.

En el Día de la Tierra de 2016 casi todas las naciones del mundo hizo historia al fijar, por primera vez, ambiciosas metas para frenar el cambio climático. Con todo y su importancia, los signatarios también estuvieron de acuerdo en que eso no era suficiente. Aún si se llegara a lograr el 100% de los objetivos, es necesario tomar medidas aún más agresivas.

De hecho, todos debemos hacer más, no sólo los líderes nacionales, sino también los gobernadores, alcaldes, directores generales, agricultores, científicos y ciudadanos. Todo el mundo, desde Australia hasta Zimbabwe, comparte la responsabilidad de actuar. En todas partes, los esfuerzos para combatir el cambio climático tienden a centrarse en la energía – en su uso más eficiente y en la creación de fuentes más limpias y renovables.

Los vehículos eléctricos, los paneles solares y los parques eólicos dominan la conversación, pero hay una solución que se pasa por alto que está justo bajo nuestros pies: el suelo. América Latina, siendo una región que ha logrado conservar gran parte de su vegetación nativa, tiene un papel especialmente importante que desempeñar.

LEER MÁS AQUÍ