Finaliza la COP23 en Bonn

La COP23 concluyó a altas horas de la madrugada el sábado 18 de noviembre con la aprobación de un documento en el que los países se comprometen a evaluar sus emisiones de CO2 en el año 2018.

Cómo los alimentos regenerativos y la agricultura regenerativa pueden revertir la pobreza rural y migración forzada en las Américas

Uno de los debates actuales más cargados políticamente, especialmente en los E.U.A. y Europa, es la llamada “crisis de inmigración”. Existen aproximadamente 250 millones (3 por ciento de las 7.600 millones de personas en el mundo) de migrantes hoy en el mundo. Alrededor de un 20 por ciento, o 47 millones de estos, viven en los E.U.A. Otros 35 millones viven en Europa.

¡Juntos podemos enfriar el planeta!

Nosotros decimos alto y fuerte: son los campesinos y campesinas, los pequeños y las pequeñas productoras quienes, juntos con los consumidores que escogen productos agroecológicos provenientes de mercados locales, quienes tienen la solución a la crisis climática.

En 4 días de la COP23 no se habla de los Acuerdos de París

Si se procediera a obligar a estas corporaciones a compensar por sus emisiones, a revertir sus prácticas agrícolas industriales y de confinamiento de animales, a comprometerse a proveerse de productores locales, orgánicos y que respetaran los derechos de los trabajadores, entonces durante esta COP23 no estaríamos hablando acerca de la viabilidad o no de la implementación de los Acuerdos de París, la falta de fondos para financiarlos o los últimos desplantes de Trump.

Agroecología: única esperanza para la soberanía alimentaria y la resiliencia socioecológica

De importancia clave p ara el futuro de la agricultura, son los resultados de observaciones del desempeño agrícola después de eventos climáticos extremos, los cuales revelan que la resiliencia a los desastres climáticos está íntimamente relacionada con el nivel de biodiversidad en las fincas, una de las principales características de los sistemas agroecológicos.

Reducir la deforestación e incrementar captura de CO2 en el suelo, una estrategia climática y de seguridad alimentaria

Las políticas climáticas que se centran en la agricultura y los bosques podrían llevar al aumento de los precios de los alimentos, pero reducir la deforestación e incrementar la captura de carbono en la agricultura podría reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero, evitando riesgos para la seguridad alimentaria, según un nuevo estudio publicado en ‘Environmental Research Letters’.

El síndrome del desarraigado climático

Entre enero y junio, los refugiados por las condiciones climáticas extremas y aquellos que deben abandonar sus tierras debido a los conflictos comparten porcentajes casi idénticos: 4,6 y 4,5 millones de personas, respectivamente.